Yaiza López Landi: “Estamos empeñados en que La Laguna sea la capital cultural de Canarias”

“Dentro del caos general que dejó el anterior grupo de gobierno, no somos de los que peor estamos”

“Queremos recuperar la tradición de los cantautores que se ha perdido y la intención es que vuelva a tener la importancia que tuvo en su momento”

“Estamos empeñados en es sacar la cultura del casco, donde se hacen y haremos también muchas cosas, y acercarla a todos los puntos del municipio”

“La situación económica es bastante complicada. Tenemos aún facturas por pagar de 2017, incluso alguna puntual de 2016…”

“En diciembre se cumplen los 20 años de la declaración de Patrimonio de la Humanidad, todo un lujo del que a veces no somos conscientes”

Noé Ramón

Yaiza López Landi ha estado casi toda su vida vinculada a la Participación Ciudadana y al movimiento sindical, donde llegó a ejercer de secretaria general en Canarias de la Unión General de Trabajadores (UGT). Siempre dentro del Partido Socialista Canario-PSOE, formación política por la que se presentó a las últimas elecciones en el Ayuntamiento de La Laguna. Tras acceder el nuevo pacto al poder ha asumido las competencias de Participación Ciudadana, Cultura y Patrimonio Histórico. Pese a encontrarse con muy poca capacidad de movimiento por la herencia que dejó el anterior grupo de gobierno, sus principales planes pasan por convertir a La Laguna en la capital cultural de Canarias. Y además no hacerlo de una forma elitista sino, por el contrario, llevando esta actividad a todos los barrios.

PREGUNTA. – ¿Cómo ha encontrado las competencias que lleva? ¿Pensaba que iban a estar mejor o peor? O no le ha sorprendido nada de lo que ha encontrado.

RESPUESTA.- La verdad es que nunca he ostentado un cargo político en ningún lado, como ahora. Es primera vez. Me esperaba encontrar la Concejalía un poco mejor. Pero así y todo creo que dentro de todas las áreas de este grupo de gobierno es la que está mejor organizada. Cierto que no nos ha quedado mucho margen de maniobra para poder programar lo que queremos para La Laguna en cuanto a Cultura. Pero dentro del caos general que hemos visto, nosotros no somos de los peores.

-Supongo que a estas alturas del año tendrá muy poca capacidad de movimiento. ¿Puede adelantar algo de lo que ya tengan planificado?

-Este año tenemos muy poco margen de maniobra y queremos acabar con los compromisos adquiridos que había con ciertos grupos locales. Creemos que si tenían cerrada su programación lo lógico es continuarla y también cumplir con la del Teatro Leal, el Unión Tejina. La intención es luego destinar el poco dinero que nos pueda quedar en llevar la cultura a la calle y a los barrios. Queremos sacar la cultura del casco, donde es cierto que se hacen y haremos también muchas cosas, y acercarla a todos los puntos del municipio.

-En esa decisión tendrá mucho que ver sus orígenes vinculados a la Participación Ciudadana y a los movimientos sociales…

-Sí pero no sólo eso. La Laguna tiene seis distritos y la gente reclama que la cultura no esté siempre concentrada en el centro sino que también llegue a sus barrios. Hasta ahora sé que se ha hecho un plan cultural por barrios pero no sabemos si por discusiones o por no poder implicar a los colectivos, lo cierto es que no se ha podido conseguir lo que nuestro equipo pretende ahora. Queremos empezar a descentralizar la cultura en la calle.

-¿En principio qué cree que es lo que se debe mantener y qué desaparecer?

-No soy partidaria de eliminar nada. Habrá algún acto que nos pueda gustar más o menos, y tal vez se pueda cambiar, pero desaparecer no creo. Estamos empeñados en la idea de convertir a La Laguna en la capital cultural de Canarias. Sé que es un proyecto muy ambicioso pero tenemos detrás de un amplio referente histórico que ha situado a La Laguna en ese puesto. Hay muchas actividades que vamos a recuperar como por ejemplo la tradición de los cantautores que se ha perdido y queremos que vuelva a tener la importancia que tuvo en su momento. No renunciaremos a nada pero sí lo haremos todo dentro de una programación. No nos gusta trabajar improvisando. Ese es el objetivo inmediato para 2020.

-¿Cómo ha encontrado el presupuesto? Desde otras áreas ya se ha dicho que el anterior grupo de gobierno dejó las cuentas en una situación bastante precaria.

-El presupuesto lo veo cortito, pero no es de los peores. Aunque lo cierto es que no nos da mucho margen de maniobra. Apenas para acabar el año programando lo que nos sea posible. Es triste porque muchas veces vienen colectivos y artistas locales o grupos que presentan proyectos interesantes pero que no podemos apoyar porque no tenemos dinero.

-¿Cuáles son los proyectos estrella que tienen previstos hasta final de año?

-No sé si revelarlos todavía… pero en el Teatro Leal, a través del Organismo Autónomo de Actividades Musicales, tenemos una programación en la que empezaremos a promover ya la canción de cantautor. No diré nombres pero en su momento se harán públicos. Y para este trimestre no podemos hacer grandes innovaciones. Empezaremos con el programa cultural en la calle y en los barrios. En estos días ya empezamos con el concierto de Edwin Rivera en el barrio de La Candelaria, dentro de la intención de no llevarlo al casco sino a un barrio. Queríamos ver cuál era la reacción de los vecinos a que se celebrara un concierto de un artista de renombre y cómo funcionaba en los barrios. Pues bien, el éxito fue absoluto. Estamos muy contentos al ver como no sólo los vecinos del barrio de La Candelaria sino también los del entorno asistieron y se implicaron.

-Supongo que ahora estarán en plena lucha para intentar obtener los mejores presupuestos posibles.

-Estamos en ello. Nos estamos reuniendo con los técnicos para ver lo que podemos conseguir.

-Por las noticias que salen en la prensa parece que el anterior grupo de gobierno dejó las cosas un poco complicadas…

-Sí. La situación es bastante complicada. Tenemos aún facturas por pagar de 2017, incluso alguna puntual de 2016…

-¿Se podría decir que están hipotecados?

-Pues sí, estamos un poco hipotecados pero intentamos que en los presupuestos del próximo año uno de los aspectos principales sea cumplir con las deudas porque no queremos que ningún grupo o artista tenga que estar tres o cuatro años esperando a recibir el dinero comprometido y empezar a trabajar para convertir a La Laguna en la gran ciudad de la cultura.

-¿Van a hacer algún cambio en la estructura? ¿O ven que todo funciona de forma correcta?

-En nuestro proyecto político tenemos previsto incluir el Organismo Autónomo de Actividades Musicales en el de Cultura pero es algo que no podemos hacer a corto plazo. El objetivo es que este último abarque mucho más. Creemos que nos facilitará el trabajo Pero ya digo es algo que emprenderemos a medio o largo plazo.

-En cuanto a sus competencias en Patrimonio Histórico, ¿cómo tiene previsto seguir desarrollando el Plan Especial de Protección (PEP) del casco en una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad?

-No puedo decir mucho porque apenas llevamos dos meses y sólo nos ha dado tiempo de sacar papeles de los cajones y valorar el panorama para ver cómo vamos a afrontar los próximos años. Estamos estructurando todo lo referente a las subvenciones, a las actuaciones…

-Es sin duda un asunto complicado que ha generado muchos debates, sobre todo por eso mismo, por ser una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

-Es complicado y por eso no queremos todavía aventurarnos a mover ficha hasta tener todo muy bien atado, estudiado y concretado.

-La gestión de este título al final se ha convertido en una cuestión más urbanística que cultural…

-Urbanística y de obras porque muchos edificios de patrimonio están pendientes de rehabilitaciones a lo que hay que sumarle la parte de actividades culturales que albergan estos inmuebles recordando la historia de La Laguna.

-Da la impresión de que no siempre se transmite la importancia y el lujo que supone el hecho de que La Laguna sea una ciudad Patrimonio de la Humanidad. Que forme parte de esa exclusiva red de enclaves reconocidos por la Unesco. Incluso entre los medios de comunicación.

-Efectivamente, en diciembre cumpliremos veinte años. Debemos darle la importancia que tiene y es que es mucha. Es un lujo vivir aquí y disfrutar de una ciudad con estas características, tal y como se ha reconocido en el ámbito internacional.

-Pero lo cierto es que el título ha traído muchos problemas. Uno de ellos fue la discusión de qué administración era la competente para otorgar las diferentes licencias. ¿Ya están negociando con el Cabildo la manera de ponerse de acuerdo? Supongo que al ser del mismo partido habrá un importante nivel de sintonía.

-El Cabildo ya ha nombrado a sus directores generales y estamos manteniendo reuniones para ver cómo podemos resolver todo lo que hemos heredado. La cuestión de las licencias depende del tipo de obra que se ejecute, algunas deben ser otorgadas por el Cabildo y otras por nosotros. Pero como ya digo en la actualidad tenemos todos los papeles encima de la mesa y hasta ahora nos hemos centrado en mantener reuniones, por ejemplo, para decidir el futuro del Palacio de Nava. Viendo qué subvenciones tenemos y cuáles podremos tener, qué obras se han iniciado y cuáles se iniciarán… estamos en fase de estudio. En cuestiones como es el Patrimonio Histórico nuestra obligación es entendernos todos, sin importar el color político.

-Tras múltiples discusiones parece que al final ya está decidido el uso del Palacio de Nava. En su momento se llegó a hablar, incluso, de destinarlo a Parador Nacional.

-Esa idea se ha descartado porque a Paradores Nacionales no le interesó y ahora nosotros queremos convertirlo en una especie de Centro de Interpretación del Casco Histórico. Pero el edificio es propiedad del Gobierno canario y por eso estamos en conversaciones con ellos. La idea es que se convierta en la casa del turista que llega a La Laguna y que allí pueda informarse de todo lo que se va a encontrar en la ciudad.

-Un problema añadido, supongo, que será que lleva competencias que dependen mucho de otras concejalías…

-Sí, dependo de Turismo, Obras y por supuesto Hacienda. Es la Concejalía más transversal que hay en el Ayuntamiento. La coordinación es constante. Pero lo importante es que dentro del pacto hay muy buena sintonía y la intención de ponernos siempre de acuerdo por el bien común que son los ciudadanos de La Laguna.

-Podemos decir que se ha acabado con el mal fario que ha perseguido durante años a La Laguna…

-No quiero hablar de mal fario… prefiero centrarme en planificar y en trabajar, porque es la única manera de sacar adelante los proyectos.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad