Un total de 400 estudiantes inician su formación en el extranjero gracias a la becas ofrecidas por el Cabildo

El último de los grupos sale mañana [martes 4] hacia Dublín, uno de los cuatro destinos programados en las ayudas de inmersión lingüística

Tenerife – 03/09/2018. Un total de 400 estudiantes se desplazan estos días a Irlanda, Alemania, Francia y Canadá para cursar el primer trimestre del curso 2017/2018 en dichos países gracias a las becas de inmersión lingüística que ofrece el Cabildo de Tenerife. El presidente insular, Carlos Alonso, y el director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas, José Luis Rivero, despidieron el sábado [día 1] a un grupo de alumnos que pasarán los próximos tres meses en Canadá.

Carlos Alonso reconoce que el Cabildo está realizando una inversión importante en esta iniciativa, “pero lo hacemos con el convencimiento de que estamos dotando a los jóvenes con herramientas útiles para prepararse para el futuro”. “Esa es una de las premisas que avalaron la puesta en marcha de la estrategia Tenerife 2030 y en el caso concreto del apartado de Educación, estamos trabajando para obtener una isla bilingüe”.

José Luis Rivero recuerda que esta línea de ayuda se puso en marcha hace cuatro cursos y en ella solo fueron 24 los estudiantes favorecidos. “La cifra, desde entonces, ha ido incrementándose hasta el punto de que los 400 de este año prácticamente duplican la cantidad de jóvenes que enviamos el año pasado”.
Canadá, con 255 alumnos, es el país que acoge más estudiantes tinerfeños en este curso y ya se encuentran instalados y distribuidos en cinco provincias. Más de un centenar tienen como destino Dublín y el último de los grupos partirá mañana [martes 4] desde el aeropuerto Tenerife Sur. El resto de los becados mejorarán el francés y el alemán en las ciudades de Nantes y Berlín, respectivamente.

Estos 400 jóvenes, que proceden prácticamente de todos los municipios de la Isla,   permanecerán durante 15 semanas en sus destinos y está previsto su regreso entre el 12 y el 17 de diciembre. El perfil del estudiante es el de un joven con rendimiento académico excepcional, con familia de escasos ingresos económicos y con pocas posibilidades de poder acceder a un  programa de inmersión lingüística como el ofertado.

Las becas de inmersión lingüística se enmarcan en el Área Tenerife 2030, un proyecto en el que se integran las áreas de Educación, Cultura, Innovación y Deportes del Cabildo que apuesta por tener a personas más autónomas, con un mejor vínculo con el exterior mediante el conocimiento de idiomas y con una mejor conexión con el resto del mundo gracias a la innovación.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad