Twitter suspende indefinidamente la cuenta personal de Donald Trump

Twitter suspendió el viernes de forma indefinida (“permanentemente”) la cuenta de Donald Trump, invocando los riesgos de “una mayor incitación a la violencia” por parte del mandatario estadounidense saliente, dos días después de la invasión del Capitolio por parte de sus seguidores, a los que cínicamente reprobó un día después.

“Después de una cuidadosa consideración de los tuits recientes de @realDonaldTrump y el contexto actual, incluida la forma en que se interpretan (…), hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia” del presidente saliente, dijo la compañía en un comunicado.

Inmediatamente, el sitio @realDonaldTrump, que tenía 88,7 millones de seguidores, aparecía con el mensaje “cuenta suspendida” y las decenas de miles de tuits del mandatario desaparecidos del portal.

La red social más utilizada por el todavía presidente que ha avergonzado a los americanos, había borrado recientemente varios tuits del mandatario, que no ha dejado de cuestionar la legitimidad de la victoria de Biden en noviembre, y ya había suspendido su cuenta por 12 horas antes de reactivarla el jueves.

Otras redes sociales, como Facebook, Snapchat o Twitch, ya habían tomado esa medida, pero en el caso de Twitter es significativo porque ha sido la plataforma preferida de Trump desde que estaba en campaña electoral para los comicios de 2016.

“Nuestras reglas de interés público existen para permitir que la gente escuche directamente lo que los dirigentes electos y los líderes políticos tienen que decir”, declaró la empresa con sede en California.

“Sin embargo, hemos dejado claro durante años que estas cuentas no están completamente por encima de nuestras reglas y que no pueden usar Twitter para incitar a la violencia, entre otras cosas”.

Las redes sociales han sido muy criticadas por no haber supervisado mejor los abusos del presidente y el uso de sus servicios por parte de grupos extremistas.

El País recuerda que el presidente Trump se vio favorecido durante años por las políticas de Twitter, que protegen las cuentas de los líderes políticos por el interés público de sus mensajes. Pero con la proximidad de las elecciones y la crisis sanitaria provocada por la covid-19, la red social endureció sus normas para frenar la desinformación. Primero etiquetó algunos de sus mensajes por considerarlos engañosos. Y el pasado día 6 eliminó varios de ellos y suspendió temporalmente la cuenta.

La medida tomada este viernes va más allá de la adoptada 24 horas antes por Facebook, que mantiene suspendido su perfil al menos hasta que se complete la transición política en EEUU, previsiblemente hasta el 20 enero cuando Joe Biden jure como nuevo presidente.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad