Donald Trump veta la entrada en EEUU a un iraní nominado a los Oscar

El presidente de EEUU, Donald Trump, firmado ayer viernes una orden ejecutiva para «proteger al país de la entrada de terroristas extranjeros», mediante la suspensión de los visados para personas procedentes de Irán, Siria, Iraq, Somalia, Sudán, Yemen y Libia, según informa eldiario.es

Y las consecuencias no se han hecho esperar. Familias, empresarios, deportistas y turistas, procedentes de estos siete países de Oriente Medio y África, se han encontrado con que sus planes de viajar a Estados Unidos pueden verse truncados.

Según el presidente del Consejo Nacional para Irán y América (NIAC), Trita Parsi, desde su cuenta de Twitter, el director de «El viajante» (Salesman), película iraní candidata al Óscar a mejor cinta de habla no inglesa, y uno de los cineastas más conocidos del país, Asghar Farhadi, podría no acudir a la ceremonia de este año, como consecuencia de la última medida anti inmigración de Trump.

Taraneh Alidoosti, la actriz protagonista de «El viajante» (Salesman), ya aseguró a finales del mes de enero que no acudirá a la ceremonia en señal de protesta por la restricción de visados que, por entonces, planeaba Trump.

«La restricción de visados de Trump para los iraníes es racista. Tanto si esa medida incluye eventos culturales o no, no asistiré a los premios de la Academia de 2017 en señal de protesta», escribió Alidoosti en su cuenta oficial de Twitter.

No tardó en producirse la reacción. Irán anunció de inmediato que aplicará el principio de reciprocidad a Estados Unidos tras la decisión del presidente de ese país, Donald Trump, de prohibir la entrada a los iraníes en su territorio por un periodo de tres meses, según informa excelsior.com.mx

«La República Islámica de Irán, para defender los derechos de sus ciudadanos y hasta que se solucionen todas las limitaciones insultantes de Estados Unidos contra los nacionales iraníes, aplicará el principio de reciprocidad», informó el ministerio de Exteriores en un comunicado».

Trump firmó una orden para prohibir temporalmente la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen), con el fin de impedir la llegada de supuestos terroristas de esas naciones.

Exteriores calificó la decisión de Trump de «insulto flagrante a los musulmanes del mundo», al tiempo que consideró que ello fomenta «la propagación de la violencia y el extremismo».

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad