Suspendidas las procesiones de Semana Santa en las Islas Canarias

La Diócesis de Canarias ha publicado este miércoles, 17 de febrero de 2021, un decreto en el que confirma la suspensión de los actos de culto o piedad en el exterior de los templos o en la vía pública, como las procesiones, de cara a la celebración de la próxima Semana Santa. Todo ello con motivo de la situación sanitaria que se vive actualmente con motivo de la pandemia.

Según el decreto, que entrará en vigor con su publicación en la página web del Obispado y en el Boletín Oficial de la Diócesis, se ha tomado en consideración la actual situación de la pandemia a causa de la Covid-19, así como “las medidas sanitarias adoptadas por las autoridades civiles para contener su expansión”.

“En el ejercicio de mi misión como Pastor de esta Diócesis de Canarias considero necesario dar unas disposiciones en relación a las celebraciones de los actos litúrgicos y otros actos de culto público propios de este tiempo de Cuaresma y Semana Santa”, destaca el obispo, José Mazuelos Pérez. Los actos de culto en el exterior de los templos o en la vía pública, como las procesiones, viacrucis y otra forma de manifestación religiosa, “quedan suspendidos”

Todo ello para acordar que, respecto a los actos de culto que se celebran en el interior de los templos, “se observe lo dispuesto por este Obispado al concluir el periodo de confinamiento, así como la normativa sanitaria aplicable a cada momento”.

Además, respecto a los actos de culto en el exterior de los templos o en la vía pública, como las procesiones, viacrucis y otra forma de manifestación religiosa, “quedan suspendidos”.

“La celebración de la Semana Santa no ha sido suprimida, por lo que exhorto al Pueblo de Dios que peregrina en nuestras islas, pastores y fieles, a vivir con intensidad y devoción las celebraciones litúrgicas propias de este tiempo”, sentencia. 

Tenerife

Jueves Santo Vera Cruz La Orotava Semana Santa 2019

Por su parte, el obispo de San Cristóbal de La Laguna, Bernardo Álvarez, ya había decretado el 26 de enero la suspensión de los actos de culto de Semana Santa fuera de los templos, al tiempo que ha establecido distintas normas para la vivencia de la venidera Semana Mayor en toda la Diócesis Nivariense.

Teniendo en consideración la situación actual provocada por el COVID-19 y todo lo decretado por las autoridades civiles para frenar la pandemia, ante la proximidad del tiempo litúrgico de la Cuaresma y la Semana Santa, y dada la imposibilidad de celebrar con seguridad los actos religiosos en la vía pública, “se hace necesario establecer unos criterios comunes para toda la Diócesis Nivariense, que deberán tener en cuenta todas las cofradías y hermandades, parroquias, grupos parroquiales y demás asociaciones de fieles” involucradas en dichas celebraciones”, ha explicado.

DECRETO

Quedan suspendidos todos los actos religiosos fuera de los templos, tales como procesiones, viacrucis y cualquier otra manifestación de fe en la vía pública.

Las celebraciones litúrgicas, y otros actos de piedad, tendrán lugar en el interior de los templos, respetando siempre la normativa sanitaria, y en su caso diocesana, vigente en cada momento, evitando siempre que cualquier actividad exceda el aforo establecido o se produzcan aglomeraciones que puedan ser causa de contagio.

En los templos, solo podrá celebrarse la procesión claustral con el Santísimo Sacramento el Jueves Santo para el traslado al Monumento y el Domingo de Resurrección al finalizar la eucaristía, permaneciendo los fieles en sus respectivos asientos.

Considerando que la celebración de la Semana Santa no queda suprimida, exhorto a todos los fieles de la Diócesis a vivir, con hondura e intensidad renovadas, las celebraciones litúrgicas y otros actos de piedad, especialmente las del Triduo Pascual.

Que la intercesión de la Santísima Virgen María, cuya presencia al pie de la cruz es aliento para el pueblo cristiano en los momentos de adversidad, nos aliente también en estos momentos de dificultad y sufrimiento provocados por esta pandemia.

Dado en San Cristóbal de La Laguna, a 26 de enero de dos mil veintiuno

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad