Se estrena el documental sobre la relación de Leonard Bernstein con Gran Canaria

  • El día 9 de junio, en el Centro de Iniciativa Culturales de La Caja de Canarias, a las 19:00 horas, se presenta el trabajo cuya dirección y guion firma Pedro Schlueter

Gran Canaria Espacio Digital presenta en el Centro de Iniciativa Culturales de La Caja de Canarias (CICCA) el día 9 de junio, a las 19:00 horas, el documental ‘Leonard Bernstein en Gran Canaria’, producido por el citado centro perteneciente a la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario y dirigido por Pedro Schlueter.

El mencionado trabajo de 46 minutos de duración, que cuenta con realización de Pedro Ruiz Mateos y Domingo Doreste, se fundamenta en un guion de Schlueter que refleja la relación que mantuvo Bernstein con Gran Canaria y con las personas que le acogieron, lo que significó en su actividad creativa y también el efecto que su presencia irradió en el entorno insular. Este trabajo se produjo en el contexto de la conmemoración del centenario Leonard Bernstein (2017-2019), que en Gran Canaria estuvo coordinado por Juan Márquez Rodríguez.

La relación de Bernstein con Gran Canaria se produce a través del también pianista y director Justus Frantz, gran animador de la vida musical y cultural de la isla, quien ha convertido su casa situada en Monte León, en San Bartolomé de Tirajana, en lugar de encuentro para figuras de renombre internacional. Allí, Bernstein pasó amplias temporadas y en su idílico entorno pudo incluso dedicarse a sus tareas como compositor. Reconocido como uno de los grandes iconos de la música del siglo XX, el compositor norteamericano, pedagogo, pianista, director de orquesta y abanderado de grandes causas humanitarias, tuvo una dedicación plena a la Música, con mayúscula, porque era su pasión: quiso unir la música clásica y la popular y acercarla al gran público, que la conocieran los jóvenes y que la amaran los mayores, y para ello no dudó en recurrir a Los Beatles o a Elvis Presley para ejemplificar su gran valor. Por ello no hay que olvidar su enorme labor como pedagogo. Sus Conciertos para jóvenes emitidos por la CBS entre 1958 y 1972 han quedado como referencia del imaginario colectivo.

En el documental aparecen numerosas personas que ofrecen una perspectiva del compositor norteamericano, conocido mundialmente por ser el autor del libreto del musical de Broadway ‘West Side Story’, que lleva representándose durante seis décadas de manera ininterrumpida, el que le encumbró como referente musical. Entre ellos figuran el periodista José Martín Ramos, el pianista y director del Festival Frantz&Friends, Justus Frantz, José Rey, amigo de Leonard Bernstein, Alejandro del Castillo y Bravo de Laguna, mecenas y expresidente de los Amigos Canarios de la Ópera, Juan Cambreleng Roca, presidente de la Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria (1971-1974) y la pianista Ilya Rashkovskiy.

‘Leonard Bernstein en Gran Canaria’ contiene imágenes del Gaumont Pathé Archive, de ‘Paraíso en el Atlántico’, de David J. Nieves, así como de fotografías cortesía de José Rey, Justus Frantz, Alejandro del Castillo, de la Leonard Bernstein Office Inc. De Sony Classical, la hemeroteca de El Museo Canario y de los periódicos El Eco de Canarias, La Provincia y Diario de Las Palmas.

Un gran número de personas han trabajado en este documental, que han contado como ayudantes de documentación con Carlos Álvarez y Domingo Cruz. La fotografía la firman Pedro Ruiz Mateos y Javier Hernández Cámara, mientras que la voz en off es de Sacha Criado Damez y la locución de los textos en ingles de Bernstein, de Antonio Ramos Murphy. Los drones empleados son de Aerofilms Canarias y Sinembargotravel.

El catálogo como compositor de Bernstein abarca los géneros más diversos y se caracteriza por la fusión de elementos de la música popular americana con la tradición musical centroeuropea. Sin embargo, ello no le impidió apostar por la música más experimental y vanguardista o hacerse un hueco de honor en la historia del teatro musical americano con su obra más celebrada, ‘West Side Story’, cuyo estreno en 1957 marcó un cambio decisivo en el género, abrazando una nueva dimensión dramática más acorde con la realidad de los tiempos y diluyendo los límites entre musical y ópera.

Igualmente, destacable resulta su labor como pianista y, muy particularmente, como carismático director de orquesta. En esta faceta se puso al frente de los conjuntos sinfónicos y de los teatros de ópera más prestigiosos del mundo: la Orquesta Filarmónica de Viena, a la que le unía un especialísimo afecto; la Filarmónica de Nueva York, de la que, entre 1958 y 1969, fue su titular más querido, y con posterioridad y hasta 1990 su laureado director.

También fue frecuente su presencia en el podio de la Filarmónica de Israel, así como en los de la Concertgebouw de Ámsterdam y la Sinfónica de Boston. Su interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven, con su paradigmática Oda a la Alegría transmutada en Oda a la Libertad en celebración de la caída del Muro de Berlín, el 25 de diciembre de 1989 y ante una orquesta, coro y cantantes procedentes de diversos países, marca uno de los grandes hitos de su carrera.

El 14 de octubre de 1990, cinco días después de anunciar su retirada, Bernstein falleció como consecuencia de un infarto de miocardio. En la comitiva de su funeral por las calles de Manhattan los obreros de la construcción se quitaron los cascos y saludaron el féretro al tiempo que gritaban “Goodbye, Lenny”. Bernstein se encuentra enterrado en el Green-Wood Cemetery de Brooklyn, en Nueva York.

El pianista Arthur Rubinstein sintetizó con una frase lo que representa Leonard Bernstein en la historia de la música: “El mejor pianista entre los directores, el mejor director entre los compositores, el mejor compositor entre los pianistas… Es un genio universal”.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad