Quevedo García, protagonista del ciclo ‘Encuentros con escritores’ de la Casa Museo Pérez Galdós

· El novelista canario hablará de su obra y trayectoria literaria el día 28 de abril, a las 20.00 horas, en el mencionado centro del Cabildo grancanario

Las Palmas de Gran Canaria, 26 de abril de 2016.- El escritor canario Francisco JuanQuevedo García protagonizará en la Casa Museo Pérez Galdós (calle Cano, 6), el próximo día 28 de abril, a las 20.00 horas, una nueva entrega del ciclo denominado ‘Encuentro con Escritores y Escritoras’, en el que departirá con el público los intereses e intenciones que han jalonado su producción literaria agrupada en la publicación de sus cuatro títulos anteriores, ‘Las Palmeras’ (2002), ‘El dulzor de la tierra’ (2007) con el que obtuvo en 2005 el XIX Premio de Novela Benito Pérez Armas, ‘Recuerdo azul’ (2007) y el relato ‘La noche de fuego’ (2009).

La entrada al mencionado acto enmarcado en el amplio programa de actividades denominado ‘Abril Isla Libro’ que la consejería de Cultura del Cabildo ha previsto con ocasión del Día del Libro, es libre hasta completarse el aforo del salón de actos de dicho centro. Por el citado ciclo ya han pasado en los últimos meses los autores Guillermo Busutil, Armas Marcelo, Ángeles Jurado, Marta Rivera, Yolanda Delgado, Melacio Castro, Víctor Álamo de la Rosa, Pepa Merlo, Marina Mayoral o Isabel Medina.

Precisamente a mediados del presente mes de abril la Casa Museo Pérez Galdós acogió la presentación de la quinta novela del escritor grancanario Francisco Juan Quevedo García, ‘El tatuaje de Penélope’, una obra de redención marcada por la devastación que viven sus protagonistas.

Francisco Juan Quevedo García nace en Las Palmas de Gran Canaria en 1963. Es Profesor Titular de Literatura Española en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y Doctor en Filología. Sus líneas de investigación se han centrado en el estudio de la novela española del siglo XIX al XXI, la literatura canaria y la aplicación de la literatura en la enseñanza.

Quevedo no elude en su literatura el tratamiento de temas de carácter social: “Si para cualquier personas es una obligación social llevar a cabo una reflexión sobre asuntos que están influyendo en la felicidad y la existencia de muchas personas, aún lo es más para un escritor. Estamos en una época desnortada ideológicamente, es el tiempo que los intelectuales tomen la palabra, el protagonismo. El escritor, como intelectual, tiene que tomar riendas en el asunto y aportar su visión para desenmascarar esta gran estafa económica que está subyugando a una gran mayoría y enriqueciendo a una minoría que ha tomado el relevo de la antigua nobleza absolutista”, señala el escritor. “Por ello, por estas consideraciones, creo que la literatura, además del placer estético que de ella se deriva, resulta útil a quienes la leen”, dice.

Según Quevedo, “el cuidado por el lenguaje es el verdadero pilar de cualquier obra literaria”. El escritor asegura que no hay ningún movimiento literario concreto en el que se haya inspirado su producción, aunque sí autores de la narrativa contemporánea, desde los españoles clásicos realistas, como Galdós o Clarín, a la novela norteamericana de Steinbeck, o la nacional de posguerra y actual, como la representada por Juan Marsé.

Reconoce que siempre se le ha dado bien el mundo femenino desde el punto de vista literario, cuya mirada se percibe en el volcánico personaje de Penélope que se asoma a las páginas de su última novela. Para Quevedo, "la mujer es un ser mucho más complejo que el hombre y mucho más rico, pero marginado durante mucho tiempo". Además, no hay que olvidar "que muchas de las protagonistas de textos clave de la literatura son mujeres, como en La Regenta, Fortunata y Jacinta o Madame Bovary".

El autor, responsable también de obras como ‘Constantes de la narrativa canaria de los años 70’, señala que, por su tarea docente, le preocupa "la clonación de prototipos de la novela negra y de aventuras", que en su opinión se ha adueñado de la narrativa española, y aboga por aproximarse "a las grandes novelas realistas que, con complejidad, abordan los asuntos importantes de lo humano y lo cotidiano". Según Quevedo, "la novela española actual tiene que cambiar porque ese fenómeno de clonación ha hecho de ella un mundo postizo".

Quevedo manifiesta que los textos que le interesan son aquellos "en los que el lector tiene que trabajar, y en los que el autor no se despoja de la lengua como factor determinante de la literatura, Creo que hoy se valora poco la calidad lingüística, la necesidad de pulir el lenguaje", dice, por cuanto, en su opinión, "para escribir bien hay que dedicar mucho tiempo a la tarea", hasta el punto de mostrarse "más entregado al proceso de la reescritura que al de la escritura".

En cuanto a sus publicaciones académicas figuran las obras ‘Constantes de la narrativa canaria de los años setenta’, ‘Literatura española contemporánea, siglo XX: Textos prácticos’, ‘Las espiritistas de Telde y la historia de Canarias’, ‘Aprender nuestra lengua con la literatura canaria’, ‘Telde como espacio novelesco: apuntes sobre la configuración del espacio narrativo en «Las espiritistas de Telde», de Luis León Barreto’, ‘Elementos y recursos básicos para el conocimiento de la lengua y la literatura española. Libro primero: Literatura’, ‘Con quien tanto quería»: Estudios en Homenaje a María del Prado Escobar Bonilla’, ‘Ínsulas forasteras. Canarias desde miradas ajena’, ‘Gerona, de Benito Pérez Galdós’, ‘Doña Perfecta, de Benito Pérez Galdós’, ‘Alceste, de Benito Pérez Galdós’, ‘El tacaño Salomón, de Benito Pérez Galdós’ y ‘Regreso a La isla y los demonios de Carmen Laforet’.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad