Quantum Ensemble ofrecerá dos conciertos en el Auditorio dentro de la programación del Festival de Tenerife

‘Deconstrucción’, ‘Zares’ e ‘Ídolos’ recorren desde el primer Romanticismo hasta la  contemporaneidad, de octubre a diciembre

Cristo Barrios, David Ballesteros y Gustavo Díaz-Jerez se rodean de intérpretes consagrados como Maxim Rysanov [viola] y Asier Polo [violonchelo]

Auditorio de Tenerife acogerá dos de los tres primeros conciertos de la temporada de Quantum Ensemble, grupo residente en el Auditorio, como parte de la programación del Festival de Tenerife. El primero de ellos,  ‘Deconstrucción’, se celebrará el miércoles 18 de octubre en la Sala de Cámara; el segundo, ‘Zares’, será el viernes 17 de noviembre en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife y el tercero, ‘Ídolos’, el jueves 21 de diciembre, en la Sala de Cámara del Auditorio de Tenerife. Todos  los conciertos comenzarán a las 19:30 horas.

A la presentación del trabajo de Quantum Ensemble en el Festival de Tenerife acudieron el director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas, José Luis Rivero; los miembros de Quantum Ensemble, Cristo Barrios [clarinete] y Gustavo Díaz-Jerez [piano], acompañados por los artistas invitados para el primer concierto ‘Deconstrucción’, Joaquín Torre [violín] y Ángel Luis Quintana[violonchelo].

Según José Luis Rivero, “el grupo tiene una serie de seguidores, que independientemente del programa o  de los músicos  acuden a ver y escuchar Quantum Ensemble porque es un proyecto que acerca  la música desde otra perspectiva”.

Para Rivero,  el grupo se ha adecuado a la estructura de lo que  Auditorio hace con otros proyectos como «aproximar la música, dialogar con el público, charlar con esos seguidores en el intermedio sobre la que ha ocurrido o sobre lo que va a pasar, generando un grupo de seguidores más cercano a las formas estéticas y gustos de Quantum Ensemble».  Todo eso además se complementa, asegura José Luis Rivero, «con un trabajo pedagógico a nivel social con otras comunidades del propio Auditorio como Danza en Comunidad o Tenerife Danza Lab y con el acercamiento a colectivos o fundaciones como la ONCE, Cruz Roja,  Cáritas e instituciones penitenciarias, con el objetivo de acercarles a lo que Quantum sabe hacer bien, que es transmitir con pasión la música».

Cristo Barrios, clarinete del grupo,  se ha referido precisamente a las acciones que giran en torno a Quantum. Asegura que agradece «la acción social, el toque pedagógico de cada programa o la posibilidad de pensar antes en lo que solicita el público. En el panorama nacional, asegura Barrios, «somos un grupo atípico  ya que abordamos un repertorio tradicional, pero también prestamos atención al repertorio del siglo XX y XXI” “.

El pianista del trío, Gustavo Díaz-Jerez, se ha centrado en el programa que van a llevar a cabo. El primer concierto es un acercamiento al universo germano de Mauricio Kagel que, aunque nació en Argentina, vivió en Alemania gran parte de su vida. Ha anunciado que Trío III de Kagel es un estreno en España, “una obra contemporánea muy comprensible para el público, inspirada en modelos clásicos».

El violonchelista Ángel Luis Quintana ha adelantado que la obra de Kagel es “rock, heavy, profundidad, romanticismo, lo tiene todo”. Finalmente, Joaquín Torre, violín, ha destacado la labor de inclusión social que hace Quantum, asegurando que  “es un proyecto muy arraigado en la sociedad canaria”.

Quantum Ensemble acerca la música de nuestro tiempo y teje a la vez, conexiones con compositores de otras épocas –fundamentalmente el Romanticismo- estableciendo un diálogo coherente e ilustrando la evolución de la música clásica occidental. Se presenta al público con conciertos que incluyen comentarios de las obras, charlas, talleres e implicación en proyectos del Área Educativa y Social de Auditorio de Tenerife, además de trabajar estrechamente con el proyecto Danza en Comunidad, de Tenerife Danza Lab. Los títulos de los conciertos de Quantum son evocativos y predisponen al espectador a vivir una experiencia estética, ya que durante los conciertos se proyectan imágenes relacionadas con las obras y los compositores.

El primer concierto, ‘Deconstrucción’, se centra en un diálogo entre Mauricio Kagel y el último integrante de la Primera Escuela de Viena, Ludwig van Beethoven. En los años setenta, Kagel (1931-2008) empezó a dirigir su trabajo hacia la deconstrucción del lenguaje que la tradición musical occidental había heredado del periodo clásico, razón por la que gran parte de las obras que compuso en los últimos años de la década de los ochenta, catalogadas como postmodernas, siguen un planteamiento que toma la tonalidad como punto de partida.

Tal es el caso de su Trío III en dos movimientos (2006-2007), que se ha emparejado en este programa con el Septeto en mi bemol mayor op. 20 (también denominado Septimino) de Beethoven, una de las piezas más emblemáticas de su periodo clásico, presentado aquí en el arreglo del propio compositor para clarinete, violonchelo y piano. Así pues, este programa nos ofrece una composición reciente que establece un diálogo creativo con un joven Beethoven, que miraba más hacia Mozart y Haydn, que hacia a su propia versión de madurez romántica.

Antes de este concierto habrá una sesión de introducción a las obras con Leandro A. Martín, profesor de composición del Conservatorio de Canarias, y los instrumentistas que actuarán en la Sala de Cámara serán: Joaquín Torre al violín, actualmente profesor del Real Conservatorio de Madrid; Cristo Barrios al clarinete; Ángel Luis Quintana al violonchelo y Gustavo Díaz-Jerez al piano.

El segundo concierto será el viernes 17 de noviembre en una de las salas alternativas de este grupo, el Círculo de Bellas Artes, para presentar ‘Zares’. El concierto gira en torno a las influencias y sinergias producidas en la Rusia zarista que convirtió a Moscú en la capital del ballet. Piotr Ilich Tchaikovsky (1840–1893) toma mucho protagonismo en este concierto, con el Sexteto de cuerdas en Re menor (Souvenir de Florence), sobrenombre que lo convierte en programático, una obra vigorosa y extremadamente demandante para los artistas. El Conservatorio de Moscú era parte de una estructura de poder y mecenazgo zarista de las artes, cuyo director y profesor de composición fue Sergey Taneyev (1856-1915), un discípulo de Tchaikovsky que hizo una gran labor en la transmisión del legado de su maestro a la siguiente generación de compositores rusos: Prokofiev, Scriabin y Rachmaninov, entre otros. De él escucharemos el Trío en Si menor para violín, viola y violonchelo, que demuestra la admiración hacia lo mejor de la tradición musical rusa. Este programa incluye el estreno absoluto de una obra de Kuzma Bodrov, actual profesor de composición del Conservatorio Tchaikovsky de Moscú.

El día 16 de noviembre, Marina Hervás, doctora en filosofía y colaboradora en el Festival de Canarias 2016, hablará de la propuesta de Quantum Ensemble, ‘Zares’, que en esta ocasión congrega a Cristo Barrios al clarinete; David Ballesteros, Irina Peña y Yuval Gotlibovich al violín; Macarena Pesutic a la viola, y a Natalia Díaz y David Barrera al violonchelo. Peña, Pesutic y Barrera son instrumentistas de la Sinfónica de Tenerife y ya han colaborado en varias ocasiones con Quantum. Por su lado, Natalia Díaz es chelista de la Orquesta de Euskadi y toca por primera vez con el grupo, mientras el israelí Gotlibovich, ganador de diversos concursos internacionales, sobresale como uno de los violistas más solicitados de su generación. 

Por su parte, el día 21 de diciembre Víctor Durà-Vilà, profesor de Estética en la Universidad de Leeds y profesor invitado en el King’s College de Londres, hablará de ‘Ídolos’ en la Sala de Cámara de Auditorio de Tenerife. Este programa pone de manifiesto la influencia de los grandes maestros del pasado, en los compositores del presente. A través de dos extraordinarios emparejamientos, explorarán la sutil relación entre la admiración y la creación.

Así pues, desde la perspectiva del lenguaje único de György  Kurtág (n. 1926), Hommage à R. Schumann, puede asociarse fácilmente al Märchenerzählungen de Robert Schumann (1810-1856), ambas obras compuestas para la misma formación de clarinete, viola y piano. Del mismo modo, entre la tradición y la modernidad, Nachtstück para clarinete, violonchelo y piano de Jörg Widmann (n. 1973) se acerca al carácter sensible, y por momentos dramático, del Trío op. 114 de Brahms, una obra escrita originalmente para clarinete, violonchelo y piano, pero presentada aquí en su versión para viola, violonchelo y piano.

Será interpretada en este caso por Cristo Barrios, clarinete; Maxim Rysanov, viola; Asier Polo, violonchelo y Gustavo Díaz-Jerez, piano. Rysanov, en palabras de Cristo Barrios, “es considerado uno de los violistas más destacados del momento, y probablemente el artista más consagrado que haya tocado con QE hasta ahora”, mientras Asier Polo es uno de los artistas españoles más internacionales, además de “un gran amigo de Quantum Ensemble”. Un regalo navideño cargado de talento y energía que transportará al público a épocas distintas con compositores que vieron en sus predecesores la fuente de inspiración.

 

Cristo Barrios – clarinete

 

En recital destacan sus actuaciones en Carnegie Hall (Nueva York), Wigmore Hall y Cadogan Hall (Londres), Palau de la Música (Barcelona), Konzerthaus (Viena y Berlín), Concertgebouw (Amsterdam) y Auditorio Nacional (Madrid). Como músico de cámara compartió escenario con los cuartetos Brodsky, Arditti, Endellion y Elias. Como concertista destaca su debut con la Mariinsky Symphony Orchestra (Valery Gergiev). Trabajó con los compositores Einojuhani Rautavaara, Helmut Lachenmann, Kaija Saariaho y Esa-Pekka Salonen. Impartió clases magistrales en Conservatorio de Amsterdam, Sibelius Academy (Helsinki), Liszt Academy (Budapest), Universidad de las Artes (Zürich), Conservatorio de Estrasburgo, Norwegian Academy of Music y Conservatorio de Colonia. Actualmente es doctor en musicología performativa (Universidad Complutense), asociado honorífico de la Royal Academy of Music (Londres) y profesor del Centro Superior Katarina Gurska y de la Universidad Alfonso X El Sabio (Madrid).

 

David Ballesteros – violín

 

Violinista en BandArt, lleva a cabo actividades para personas con necesidades especiales y en riesgo de marginación, como responsable de su área de integración social. También es miembro de la Orquesta Sinfónica de Londres, con la que habitualmente interpreta y graba tanto repertorio clásico como música para películas (Star Wars, Harry Potter, entre otras). Ha colaborado con grupos como Danzalab, Lisarco Danza y Barrios Orquestados. En 2009 estrenó el Concierto para Violín de José Brito con la Sinfonietta de París. Ballesteros ha sido profesor en Orquesta Simón Bolívar de Venezuela, New World Symphony, Jove Orquesta Nacional de Catalunya, Joven Orquesta Nacional de España y Guildhall School of Music de Londres. En la actualidad es profesor en el prestigioso Festival de Verbier (Suiza).

 

Gustavo Díaz-Jerez – piano

 

Es uno de los máximos exponentes de la interpretación y la creación musical en España. Ha actuado en el Carnegie Hall, el Allice Tully Hall, el Musikverein, el Concertgebouw. Además, como solista ha sido dirigido por Skrowaczevski, Fischer, Bamert, Lü Jia, Herbig, Encinar y Víctor Pablo Pérez con la mayoría de las principales orquestas españolas, como la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la Orquesta Sinfónica de Tenerife, la Orquesta de RTVE o la Orquesta Sinfónica de Galicia, y con formaciones extranjeras como la Budapest Festival Orchestra, la Sinfónica de Turín, la Northern Symphonia o la Berliner Simphoniker. Actualmente es profesor de Musikene (País Vasco), doctor en artes musicales (Manhattan School of Music) y académico correspondiente de la Real Academia Canaria San Miguel Arcángel.

 

 

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad