Nos dejó Antón García Abril, uno de los grandes compositores españoles

Compositor de ‘El hombre y la tierra’ y de ‘Anillos de oro’, entre otros grandes éxitos.

El compositor Antón García Abril, uno de los autores más destacados de la música contemporánea, ha fallecido en Madrid el 18 de este mes a los 87 años.

Entre sus creaciones destacan más de 200 bandas sonoras, tanto para cine como para televisión. Para la pequeña pantalla compuso sintonías de series de televisión como El Hombre y la Tierra, Anillos de Oro, Fortunata y Jacinta, Segunda enseñanza, Brigada Central, Compuesta y sin novio o Ramón y Cajal.

Y para la gran pantalla destacan títulos como Los santos inocentes, El crimen de Cuenca, Sor Citroën, Vente a Alemania, Pepe o La ciudad no es para mí, entre otras.

Más de mil obras registradas

Nacido en Teruel en 1933, García Abril deja más de mil obras registradas. Su obra sinfónica pasa por la mayoría de las formas musicales: obras para orquesta, cantatas, conciertos, música de cámara y destacados ciclos de canciones inspirados en los poetas españoles más importantes.

Además, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) le encargó en 1986 la composición de la ópera Divinas Palabras, sobre la obra de Ramón María del Valle-Inclán.

Para el gran público, es más conocida su faceta de autor de más de 200 bandas sonoras para el cine como Los santos inocentesEl crimen de CuencaSor Citroën, Vente a Alemania, Pepe o La ciudad no es para mí, entre otras. También compuso para la televisión sintonías de series como El Hombre y la Tierra, Anillos de Oro, Segunda enseñanza, Brigada Central, Compuesta y sin novio, Ramón y Cajal o Fortunata y Jacinta.

Prestigio reconocido

Miembro de la denominada “Generación del 51” y uno de los fundadores del grupo Nueva Música, la larga carrera de composición del turolense ha sido reconocida en los foros de mayor prestigio nacional e internacional.

Galardones como el Premio Nacional de Teatro (1971), el Premio Nacional de Pedagogía e Investigación Musical (1991), el Premio Nacional de Música (1993), la Medalla de Oro de las Bellas Artes (1998), o el Premio SGAE de la Música Iberoamericana “Tomás Luis de Victoria” (2006).

En su faceta didáctica destaca su labor pedagógica al frente de la cátedra de Composición y Formas Musicales del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Durante casi treinta años ejerció esta actividad docente de manera continuada.

En 1989 compuso el himno de Aragón por encargo de las Cortes de dicha comunidad autónoma. Su trabajo de composición musical para el audiovisual se vio reconocido en octubre de 2014, cuando la Academia de Cine le otorgó su Medalla de Oro.

En mayo de 2018 celebró su 85 cumpleaños con la publicación de un nuevo disco y un concierto que tuvo lugar en la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando en Madrid, de la que era miembro desde 1982.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad