Nieves Concostrina: “A Galdós lo tengo metido en el tuétano”

·        La popular periodista llenó el patio de butacas en su conferencia impartida en el marco del Laboratorio Galdós

Las Palmas de Gran Canaria, 26 de septiembre de 2019.- La periodista madrileña Nieves Concostrina formuló en su conferencia celebrada en el teatro Pérez Galdós, desarrollada en la tarde del día 24 de septiembre, en el marco del Laboratorio Galdós, un recorrido por algunos de los acontecimientos históricos y políticos que pasaron ante los ojos de Benito Pérez Galdós, acontecidos en el Madrid del siglo XIX, ciudad en la que residió durante 60 años de su existencia.

Concostrina llenó el patio de butacas del coliseo capitalino en la segunda actividad programada por el Laboratorio Galdós, antes del estreno el próximo día 10 de octubre del segundo gran montaje escénico que se producirá antes del año 2020 en el que se cumple el centenario del nacimiento del célebre novelista canario, ‘El crimen de la calle Fuencarral’.

Tras recomendar al público la asistencia al citado estreno de la obra que dirige Mario Vega, de cuyo ensayo reconoció haber salido “fascinada”, Concostrina advirtió que no se consideraba una “experta en Galdós, sino más bien una usuaria del rico universo que contienen sus obras como los Episodios Nacionales”.

“A Galdós lo tengo metido en el tuétano porque sigo siendo su vecina en Madrid. Resumir los 60 años de madrileñismo de Galdós es muy complicado”, dijo, “porque cuando llegó a la ciudad lo hizo en carruaje de caballos y falleció casi estrenando su metro. Vivió en nueve lugares distintos. Lo vivió todo. Madrid está salpicado de Galdós y todo Madrid es Galdós”, recordó al público la periodista. Inicio su recorrido por el Galdós estudiante de la Universidad Central en donde cursó Derecho y en la que estaba prohibida la asistencia de las mujeres, pero cuya normativa burló Concepción Arenal. “Galdós de lo único que se licenció fue de su madrileñismo summa cum laude’, avanzó, “escapándose de las cátedras y ganduleando por plazas y callejuelas, gozando en observar la villa bulliciosa de esta ingente y abigarrada capital, como escribió en su título ‘Memorias de un desmemoriado’”, añadió.

La conferencia estuvo salpicada de la proyección de numerosas imágenes del Madrid del siglo XIX que ayudaron a la periodista en su amena disertación, que transitó por los vericuetos de la historia de la España de la época y sus múltiples reyes. “De todo ello habló Galdós en sus tertulias y cafés de Madrid. Cuando solo llevaba un año en la capital asistió al acto institucional de la imposición de la primera piedra de la Biblioteca Nacional que ahora alberga sus grandes obras, contempló la construcción del Museo Arqueológico, muy cerca de la calle Serrano, en la que habitó una de sus casas, vivió el atentado de Alfonso XIII el día de su boda, fue a la Puerta del Sol siendo estudiante a manifestarse por la destitución del catedrático de Historia Emilio Castelar antes de ser presidente de la Primera República, así como los acontecimiento de la Noche de San Daniel y el triunfo de la Revolución de la Gloriosa de 1868”, agregó Nieves Concostrina.

Galdós asistió en vida a la dedicación de su calle y a la inauguración en 1919 de su estatua en el Parque del Retiro ya ciego y poco antes de morir. “Las crónicas cuentan que Galdós solicitó pasar sus manos por la cara de la escultura para reconocer sus rastros y se emocionó mucho”, avanzó. Proyectó imágenes de su impresionante entierro en e l que media ciudad de Madrid salió a  la calle para darle el último adiós al novelista canario. Su cortejo salió de la calle Hilarión Eslava y recorrió la Puerta del Sol y Cibeles hasta llegar al Patio de Cristales del ayuntamiento de la Villa de Madrid en donde quedó de cuerpo presente, hasta ser enterrado en el cementerio de La Almudena”.

Antes de dedicarse tras su intervención a firmar algunos de sus libros escritos hasta la fecha, la periodista confesó que sentía envidia de Galdós. “Fue un cronista y un ensayista maravilloso, aunque él mismo dijera que había consagrado su vida entera a cultivar lo anecdótico y lo narrativo. Cuántos pudiéramos hacerlo como lo hacía él”, concluyó.

Nieves Concostrina, colaboradora de varios programas radiofónicos con su manera fresca y cercana de contar las historias de la Historia, ha trabajado en buena parte de los principales medios de comunicación de este país. Ha publicado varios libros  y obtenido el Premio Ondas al Mejor Tratamiento Informativo en Radio, el Internacional Rey de España de Periodismo en Radio, el Micrófono de Oro, el Premio Andalucía de Periodismo en Radio, el Villa de Madrid de Prensa Escrita y el Internacional de Relatos Paradores de España.   

El Laboratorio Galdós es una coproducción de Unahoramenos y del teatro Pérez Galdós con el patrocinio del Cabildo de Gran Canaria, del Gobierno de Canarias y del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, que cuenta además con la colaboración del Ayuntamiento de Agüimes.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad