Miquel Iceta, nuevo ministro de Cultura tras la remodelación del Gobierno

Abandona el Ejecutivo José Manuel Rodríguez Uribes, actual ministro de Cultura, que es sustituido por Miquel Iceta, quien entró en el Gobierno hace unos meses como titular de Política Territorial en reemplazo de Carolina Darias, que pasó a Sanidad tras la salida de Salvador Illa.

El ministerio de Política Territorial será ocupado por la alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez.

Sánchez ha acometido este sábado una reforma absoluta en el lado socialista del Gobierno, que se ha cobrado la pieza de Carmen Calvo. La hasta ahora vicepresidenta primera del Gobierno abandona Moncloa y propicia el ascenso de Nadia Calviño.

La remodelación, que se daba por hecha hace semanas, se ha acelerado en las últimas horas, según fuentes del Ejecutivo. Nadia Calviño será la nueva vicepresidenta primera, en un claro gesto de que Sánchez pone el foco en la recuperación económica, y quien ocupaba este cargo hasta ahora, Carmen Calvo, sale del Ejecutivo. Calviño será pues la numero dos del Gobierno, todo un gesto también dentro de la coalición, ya que es ella la que ha tenido los choques más claros con Unidas Podemos.

El Ejecutivo queda con tres vicepresidentas: Yolanda Díaz será ahora la segunda y Teresa Ribera, la tercera. Félix Bolaños, un hombre de absoluta confianza de Sánchez, será el titular del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, que llevaba Calvo. Bolaños era hasta ahora secretario general de la Presidencia.

Miquel Iceta fue el primer secretario del Partido Socialista de Cataluña (PSC) desde 2014 y subdirector del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de Felipe González. Fue en el pasado mes de enero cuando cogió la cartera del Ministro de Política Territorial en la presente legislatura.

El ahora ministro de Cultura y Deporte ostentaba la secretaría del PSC en 2010, cuando se votó en el Parlament de Catalunya la prohibición de los espectáculos taurinos. Según declaraba, no se trataba “de una cuestión de partidos, sino de personas”, y aseguraba que la votación no suponía un ataque a la cultura española.

Ya antes de celebrarse la votación pronosticaba que los diputados del PSC en su mayoría, a quienes se les había dado plena libertad de voto, votarían en contra del veto a los festejos taurinos.

En ese mismo año, en una entrevista concedida a TV3 confesaba que no le gustan los toros, pero también aseguraba que no prohibiría algo que no le gusta. Asimismo, reconocía que en Cataluña hay “una cultura taurina muy importante”.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad