Medio siglo después, Paul McCartney culpa a John Lennon de la separación de The Beatles

El cantante y músico británico Paul McCartney mantiene que no fue él quien provocó la ruptura de los Beatles y le achaca a John Lennon la disolución en 1970 de la banda que formaron junto a Ringo Starr y George Harrison.

«Era John quien quería el divorcio«, ha asegurado Paul McCartney en una entrevista a BBC Radio 4 que se retransmitirá de manera íntegra el próximo 24 de octubre, según un adelanto publicado este lunes por The Guardian The New York Post, entre otros medios.

La cadena pública explica que, durante casi 50 años, se culpó a Paul McCartney de la separación del grupo porque en un comunicado al sacar su primer álbum en solitario en 1970 –McCartney– sostuvo que «no podía vislumbrar» un retorno a colaborar con Lennon en la composición de letras.

«Oh no, no, no. John entró en una habitación un día y dijo, ‘Dejo los Beatles'», ha asegurado McCartney, quien además añadió que Lennon consideraba la ruptura «emocionante, como un divorcio», obligando al resto de la banda a quedarse «recogiendo los pedazos», manifiesta el músico de 79 años, que además en 1970 protagonizó un pleito contra sus compañeros.Paul McCartney, todo un seductor, cumple 79 años con un pasado marcado por el amor y la tragedia

«John quería empezar una nueva vida con Yoko»

McCartney ha reconocido que, si Lennon no hubiera renunciado, la trayectoria musical de la banda habría sido «mucho más larga». «Podría haber sido. El punto era que John estaba haciendo una nueva vida con Yoko. John siempre había querido separarse de la sociedad porque fue criado por su tía Mimi, que era bastante represiva, por lo que siempre buscaba liberarse», ha explicado.

«Esta era mi banda, este era mi trabajo, esta era mi vida, así que quería que continuara«, ha resaltado McCartney, quien ha definido esa época como «el periodo más difícil» de su vida.

Según relata McCartney, «John quería empezar una nueva vida con Yoko y quería… acostarse en una cama durante una semana en Ámsterdam por la paz. No era posible oponerse«.

Disolución de la relación contractual

El músico, que en noviembre presenta su libro The Lyrics: 1956 to the present (Las letras: 1956 hasta el presente), explica que la confusión sobre la situación de la banda aumentó porque tuvieron que pretender que seguían unidos durante unos meses mientras el nuevo representante, Allen Klein -con quien McCartney no estaba de acuerdo-, cerraba algunos aspectos del negocio.

McCartney acabó demandando a sus compañeros ante el Tribunal Superior de Londres para conseguir una disolución de la relación contractual a fin de evitar que la música quedara en manos de Klein, indica la BBC.

«Tenía que luchar y la única manera en que podía hacerlo era demandar a los otros Beatles, porque se iban con Klein», afirma a la BBC el músico de Liverpool (norte de Inglaterra), que asegura que el resto de la banda se lo agradeció «años después».

El histórico músico británico anunció la separación de la banda en una entrevista para la revista Life en noviembre de 1969, hecho que unido a la demanda judicial pusieron a Paul en el foco del origen de la disolución del mítico grupo británico.

 
Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad