Marruecos niega el chantaje y culpa a España de “hostilidad mediática inédita”

Ahora resulta que Marruecos no ha incumplido ningún convenio internacional, ni ha abierto su frontera para que más de 8.000 personas, incluidos bebes, se adentraran en Ceuta, y acusa a España de ocultar el “verdadero motivo de la crisis”.

El ministro de Exteriores marroquí ha condenado lo que considera como “una hostilidad mediática inédita” lanzada desde España contra Marruecos.

El Reino alauí anunció que la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, llamada a consultas el pasado martes a Rabat, “no volverá mientras que dure la crisis y la crisis no se debe a la presencia de Brahim Ghali en el suelo español, sino debido a su falta de explicación y respeto”, como explicaba el ministro marroquí de Exteriores, Nasser Bourita, en una comparecencia ante la prensa.

Según recoge la agencia oficial de noticias MAP, Bourita ha instado a España a reconocer y asumir “sus graves actitudes” y evitar el “doble lenguaje”.

Asimismo, el ministro de Exteriores marroquí insistió en que “Marruecos seguirá pidiendo aclaraciones y seguirá considerando que este es el fondo de la crisis”. “Marruecos no procede a chantaje, Marruecos es claro respecto a sus posiciones, sus acciones y su actitud”, ha reivindicado Bourita, en una clara réplica a las palabras de la ministra de Defensa española, Margarita Robles.

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, envió un contundente aviso en las últimas horas al país alauí: “Con España no se juega. No vamos a aceptar el más mínimo chantaje”. Robles ha acusado a Rabat de vulnerar de forma deliberada las normas del derecho internacional al “lanzar” a menores a cruzar la frontera, poniendo en riesgo su salud e integridad.

Bourita condena lo que considera como “una hostilidad mediática inédita” lanzada en España contra Marruecos. Según el ministro de Exteriores marroquí, los términos utilizados en esta campaña, como “chantaje”, “agresión” o “país subdesarrollado”, demuestran que “algunos círculos en España deben actualizar sus conocimientos sobre Marruecos”.

Mientras el cruce de acusaciones entre Rabat y Madrid se sucede, durante la madrugada del jueves al viernes 30 migrantes han logrado acceder a Melilla tras haber protagonizado el salto de la doble valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos.

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una entrevista en la Cadena COPE, ha señalado que todos ellos serán “localizados y se harán los procedimientos adecuados para que, en caso de que no sean acreedores de protección internacional, sean devueltos”.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad