Manuel González Sosa, el poeta secreto de Guía de Gran Canaria

Amado Moreno //

“Sólo he pretendido con este trabajo acercar al lector a uno de los más prominentes poetas del siglo XX en Canarias”, afirmó  anoche Sergio Aguiar Castellano, con motivo de la presentación de su obra “Manuel González Sosa, el poeta secreto de Guía de Gran Canaria”, durante un acto en el teatro Hespérides de la ciudad norteña, en el marco del programa municipal diseñado este año en el centenario de su nacimiento. Acompañaron al autor en la tribuna, Pedro Rodríguez, alcalde, Sibisse Sosa, concejala de Cultura, y Eugenio Suárez-Galbán Guerra, profesor universitario y prologuista del libro.

Licenciado en Filología Hispánica por la universidad de La Laguna y especialista en Archivística y Biblioteconomía, el firmante de la biografía argumentó que el adjetivo “secreto”, colgado en el título de la publicación de Mercurio –empresa editora impulsada en las islas por Jorge Alberto Lirias-, sencillamente enfatiza el hecho de que Manuel González Sosa haya permanecido oculto e ignorado por los demás, pese a su importante quehacer en el ámbito cultural durante décadas.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; sDe izquierda a derecha, Jorge Alberto Liria, Sergio Aguiar, Eugenio Suárez-Galbán, Pedro Rodríguez, y Sibisse Sosa, junto a un cartel de Manuel González Sosa/ MÓNICA RODRÍGUEZu nombre de archivo es MGS-3.jpg

De izquierda a derecha, Jorge Alberto Liria, Sergio Aguiar, Eugenio Suárez-Galbán, Pedro Rodríguez, y Sibisse Sosa, junto a un cartel de Manuel González Sosa/ MÓNICA RODRÍGUEZ

Durante un periodo sobresalió, con otras producciones suyas de relieve, como fundador del “Cartel de las Letras y las Artes” de “Diario de Las Palmas” dirigiéndolo los dos primeros años, pero sin desvincularse después, manteniendo la presencia de su firma en las mismas páginas por espacio de una veintena de años, desde 1963 en que salió a la calle. La seriedad y profundidad de sus contenidos, alejados de sectarismos o clanes por razón de ideologías, le otorgaron máxima credibilidad y seguimiento entre los amantes de los diversos géneros literarios y actividades artísticas.

El poeta volcó algunas de sus colaboraciones posteriormente en “LA PROVINCIA” que ecogió el 1 de julio de 2010 su penúltimo artículo, bastantes meses antes de su fallecimiento. Centraba un análisis en la crítica literaria con el título “Sobre Literatura y tradición, lucubraciones de un diletante”. Sergio Aguiar lo reproduce también en su libro.

Tras la muerte, el miércoles 26 de octubre de 2011 aún vería la luz en este mismo periódico otro texto suyo “Sobre el pájaro canario”, que había dejado escrito. Bajo el epígrafe “Adiós a un autor de culto” en alusión a su pasado y reciente óbito, el rotativo insertó la última disección cultural de Manuel González Sosa.  Lamentaba éste en su relato que el ave canaria “apenas ha sido tenido en cuenta en las Islas como filón literario”,  aunque “lanzan su canto entre los versos de Cairasco y gorjean en una ribera institucionalizada”.

SEGUIR LEYENDO

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad