Le dijeron a Baldwin que la pistola no tenía balas, según la nota judicial

«Pistola fría». Esto es lo que dijeron al actor Alec Baldwin sobre el arma de utilería que utilizó en el rodaje de un film en Estados Unidos, con la que mató accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins. Esto es lo que recoge la declaración jurada en poder del tribunal del condado de Santa Fe, en el estado de Nuevo México.

El director asistente de la producción, Dave Halls, fue quien entregó el arma al autor, pronunciando las palabras «pistola fría». Esta terminología es le que se usa en la jerga cinematográfica para las pistolas que no cuentan con munición real, de acuerdo a los documentos conocidos hoy.

Sin embargo, la pistola estaba cargada, por lo que cuando el actor disparó murió accidentalmente la directora de fotografía Halyna Hutchins, mientras que el director de la cinta, Joel Souza, resultó herido.

Sin cargos por ahora

Baldwin estaba rodando Rust, un western que se filmaba en un rancho cercano a Santa Fe, en Nuevo México. Por el momento, las autoridades descartan presentar cargos criminales y están entrevistando al equipo del filme con el fin de esclarecer los hechos.

El director del filme, Joel Souza, se ha mostrado «destruido» por la muerte, mientras la compañía encargada del rodaje, en el que Baldwin ejerce como protagonista y productor, emitió un escrito que decía que el equipo completo se encuentra «devastado». También se ha presado a ofrecer ayuda psicológica a todas las personas relacionadas con la filmación, que se suspenderá de manera indefinida.

Este viernes, no obstante, se conoció que varios empleados del rodaje protestaron por supuestas malas condiciones laborales y falta de seguridad. Hasta seis de ellos dimitieron el mismo día por estos motivos.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad