Terminan las obras de la Casa Anchieta tras una restauración respetuosa con su historia

  • “Se ha sabido devolver a este inmueble todo su esplendor, con una intervención rigurosa y funcional, que además será plenamente accesible”, valora el alcalde Luis Yeray Gutiérrez

Las obras de restauración que el Ayuntamiento de La Laguna está llevando a cabo en la Casa Anchieta concluirán en la primera quincena del próximo mes de octubre, tras una intervención que ha sido especialmente respetuosa con la tipología y los valores históricos de este Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento. Las obras han contado con un presupuesto de 710.000 euros.  

El inmueble ha sido visitado en la mañana de este viernes por el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, junto a la concejala de Patrimonio Histórico, Elvira Jorge, y el concejal de Obras e Infraestructuras, Josimar Hernández, quienes estuvieron acompañados por el director de ejecución de obras

“La Laguna está a punto de recuperar otro de sus edificios históricos, que en este caso tiene además un enorme valor por estar vinculado a la vida del santo lagunero José de Anchieta”, ha señalado Luis Yeray Gutiérrez, quien ha querido “felicitar al arquitecto director y a la empresa adjudicataria por haber sabido devolver a este inmueble todo su esplendor, con una intervención rigurosa y funcional, que además será plenamente accesible”.

Tanto Elvira Jorge como Josimar Hernández se han sumado a la valoración del alcalde, recordando que la Casa Anchieta viene a enriquecer el catálogo de espacios culturales y patrimoniales de la ciudad y más concretamente del entorno de la plaza del Adelantado. El inmueble está destinado a convertirse en centro de interpretación sobre la figura de José de Anchieta.

En estos momentos la empresa adjudicataria casi ha dado por finalizada la obra civil propiamente dicha, ya que tan solo resta por ejecutar la pavimentación del zaguán, para lo que se está a la espera de que en los próximos días se reciba el correspondiente enlosado. Por lo demás, se trabaja ya en los remates y acabados finales, como la colocación de sanitarios y de luminarias, pintura, etc.

La fase final del proceso de rehabilitación se ha visto afectada por la presencia de tres ejemplares de tipuanas situados muy próximos a la fachada trasera de la Casa, que afectaban a la cimentación del edificio y al patio central, el cual se encontraba totalmente colonizado por las raíces, al igual que el aljibe. Al mismo tiempo, se temía por la estabilidad de los muros de la fachada trasera debido a la afección de estos árboles subtropicales.

Ante esta situación, la dirección de la obra solicitó al Ayuntamiento los informes para su posible eliminación. Su retirada obtuvo los informes favorables del Servicio de Medioambiente y Servicios Municipales, Unidad de Parques y Jardines, del Área de Patrimonio Histórico, así como de los informes emitidos por el Servicio de Gestión del Casco Histórico de la Gerencia de Urbanismo y por el director de las obras del proyecto, ante la gravedad de la afección.

El objetivo principal de la intervención ha sido la adaptación de la casa a los requisitos exigidos por la ley de accesibilidad y la supresión de barreras físicas y de la comunicación, pero sin entrar en colisión con los valores fundamentales de la edificación histórica. Así, se ha instalado un ascensor accesible en el fondo de la crujía que da frente a la calle Quinteras, dando acceso a los distintos niveles de la edificación sin interferir en la funcionalidad de la misma. Igualmente se han creado dos servicios higiénicos adaptados, uno en cada planta.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad