La técnica del ‘Niño de las luces’ protagonista de la séptima edición de las Jornadas de Fotografía y Medio Ambiente

·        La iniciativa tendrá lugar los días 29 y 30 de junio en la finca de Osorio de Teror con el creador Javier Alcázar, especialista de la pintura con luz, como invitado

Las Palmas de Gran Canaria, 27 de junio de 2018.- El creador murciano Pedro Javier Alcázar, conocido artísticamente como ‘El niño de las luces’, cuya propuesta fotográfica se fundamenta en la pintura con luz (light painting), será el protagonista de la VII edición de las Jornadas de Fotografía y Medio Ambiente que organiza los días 29 y 30 de junio Gran Canaria Espacio Digital en la finca de Osorio de Teror.

Planteadas como una experiencia de convivencia entre fotógrafos, la jornada se desarrolla alrededor de un taller que permitirá a sus participantes familiarizarse con los procesos técnicos y creativos que se emplean en la fotografía que practica Javier Alcázar. Todas las plazas previstas para la séptima edición de las jornadas están ya cubiertas desde hace semanas, lo que da cuenta de la notable afición por la fotografía que existe en Gran Canaria.

Pedro Javier Alcázar, reconocido a nivel nacional por ser referente dentro de la fotografía nocturna y pintura de luz, llega construir sus fotografías utilizando su expresión corporal y el manejo de sus herramientas de luz, dando como resultado imágenes que se transforman paralelas a la realidad y muestran personajes, escenas y formas de luz creadas en su totalidad con la manipulación de herramientas lumínicas.

La técnica light painting, que descubrió en agosto de 2009, es otra vuelta de tuerca más su  mundo noctámbulo. Utiliza una sencilla Canon EOS 5D Mark II y un sinnúmero de artilugios luminosos comprados o fabricados o montados por él. Además crea personajes que reutiliza en sus fotografías.

Según señala el fotógrafo murciano “la pintura de luz es una técnica que te invita a crear. Para ello debes ser paciente y necesitas abrir tu mente y descubrir que las luces en la oscuridad tienen infinidad de posibilidades. La pintura de luz es divertida, diferente y participativa, te obliga a trabajar realmente tus fotografías desde el principio. Esta técnica le da un tirón de orejas a quien no tiene la paciencia para ir aprendiendo poco a poco todas sus virtudes. Eres tú quien tienes la posibilidad de hacer realidad pensamientos e ideas que están en tu mente. Seres, ambientes, formas y un millón de dibujos que a base de luces un buen pintor de luz expresa una idea y un mensaje”.

 

“Me considero pintor de luz con todas las consecuencias, defiendo la fotografía artesana, la que se trabaja desde la cámara. No me gusta la fotografía que cambia la historia con el post procesado o la foto manipulación. Defiendo el revelado que toda foto digital necesita, pero no cambiar elementos, clonar, borrar o pegar cosas dentro de las fotos, esa es mi opinión personal”, agrega Javier Alcázar.

 

Su mochila contiene cosas muy extrañas: todo tipo de linternas, tiras de led, paletas, sábanas, plazas de rayos X… aunque las manos y el cuerpo son los grandes desconocidos en la pintura de luz, las mejores herramientas para crear. “Es curioso cómo se le suele dar mucha importancia a la cámara cuando la gran mayoría de nuestras fotos las colgamos en Facebook o Instagram. Es un disparate la facilidad con la que le restamos una cantidad de información increíble a nuestras fotos para subirlas a estos soportes digitales. La gran mayoría de los usuarios de cámaras digitales lapidan sus fotos en las redes sociales (yo incluido)”, concluye.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad