La Sinfónica de Tenerife explora la esencia más pura del romanticismo de Robert Schumann

El concierto de este viernes [día 4] será dirigido por Antonio Méndez y contará con el pianista Inon Barnatan como solista invitado

La Sinfónica de Tenerife ofrece el viernes [día 4] “Schumann I”, a partir de las 19:30 horas, un concierto monográfico dedicado al compositor sajón y que supone el segundo del programa de abono de la temporada 2019-2020 en el Auditorio de Tenerife. La batuta de su director principal, Antonio Méndez, dirigirá el programa que cuenta con el pianista israelí Inon Barnatan como solista invitado.

Este nuevo concierto, cimentado en la obra de Robert Schumann, se basa en un sentimiento romántico engarzado en la perfecta tradición clásica, por lo que deriva a una impecable simbiosis entre el solista y la orquesta. En este sentido, existe un amplio abanico de sensaciones que se podrán experimentar durante la velada debido a la portentosa explosión sinfónica.

El solista Inon Barnatan, calificado como “uno de los pianistas más admirados de su generación” por el rotativo New York Times, se estrena con la formación insular y su trabajo destaca por su sensibilidad poética, su inteligencia musical, además de su consumada maestría. El pasado mes de julio comenzó a encargarse de la dirección musical de La Jolla Music Society Summerfest de California. Durante la temporada actual, además de Tenerife, se estrenará también con la Tiroler Landestheater und Orchester, Stuttgarter Philharmoniker, Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo, Orquestra Sinfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya, Dresder Philharmonie y la Orquesta Sinfónica de Tokio.

Obertura, Scherzo & Finale, op. 52 fue compuesta en 1841 y se estrenó el 6 de diciembre en la Gewandhaus de Leipzig, pero al no alcanzar el éxito esperado, Schumann revisó la pieza en 1845. La escritura recuerda oberturas de ópera italiana encontrando una introducción lenta, “Andante con moto”, y en la que se presenta el material musical de toda la partitura. El Scherzo, con ritmo derivado de la giga barroca, se fundamenta en el semitono con el que comienza la obra para concluir en el “Allegro molto vivace”, con mayor protagonismo de los metales y los timbales, y en el que el compositor combina hábilmente dos estrategias de gran peso en la tradición europea: la forma sonata y la escritura imitativa.

El Concierto para piano y orquesta en La menor, op. 54 tiene su origen en Fantasía para piano en La menor, que se convertiría en el primer movimiento de la pieza definitiva. Esta obra constituye una de las principales materializaciones del sentimiento romántico apasionado con vocación de trascendencia. Se trata de una declaración de amor repleta de alusiones a su esposa Clara, a sus obras de juventud y a citas musicales clave de aquella extraordinaria relación entre compositor y pianista.

El desarrollo poético y dialogado de la melodía prima sobre el virtuosismo habitual en este tipo de obras decimonónicas. El magnético tema principal del “Allegro affettuoso” es presentado por el oboe y las trompas, a los que responde el piano. Este diseño es el gran emblema de la obra, ya que en él encontramos una de las referencias musicales más evidentes a su esposa: el tresillo descendente c-h-a-a (correspondiente a las notas Do – Si – La – La); con ello Schumann representa el nombre Clara (CHiArA).

La segunda parte del programa se compone íntegramente por la Sinfonía nº 1, estrenada bajo la dirección de Mendelssohn el 31 de marzo de 1841 en la Gewandhaus de Leipzig con un gran éxito de público y crítica. Se trata de una composición, optimista y juvenil, que se inspira en el último verso del “Poema de primavera” de Adolf Böttger: “En el valle florece la primavera”. Para el compositor teutón, la estación equinoccial representaba el florecimiento de la vida, la exaltación del amor regenerador, además de la fecundidad, estabilidad y armonía que estaba experimentando en aquel momento.

En este sentido, Schumann aplica la economía temática, continuidad orgánica y la originalidad formal que preside todas sus composiciones de envergadura. La obra se estructura en cuatro movimientos cuyos títulos originales fueron: “El despertar de la primavera”, “Tarde e idilio”, “Juegos felices” y “Plenitud de la primavera”.

La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Música [Atadem] organiza, a las 18:30 horas,  una charla previa al concierto en torno a las obras que se podrán escuchar, que será impartida por Margarita Fernández de Sevilla.

Las entradas para este concierto de abono pueden adquirirse en la taquilla, de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado; por teléfono en el 902 317 327; o por internet en www.sinfonicadetenerife.es y www.auditoriodetenerife.com.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad