La Real Academia Española exige la retirada de la orden de detención contra Sergio Ramírez

La Real Academia Española (RAE) ha emitido un comunicado en el que protesta con toda energía por la orden de detención cursada por la fiscalía de Nicaragua contra el académico nicaragüense, miembro correspondiente de la RAE y escritor don Sergio Ramírez, uno de los más lúcidos pensadores y literatos del universo hispanohablante, premio Cervantes y valiente luchador por las libertades en su país.           

La RAE defiende las libertades de pensamiento y expresión como los primeros valores de cualquier sistema de convivencia y lamenta el grave intento de cercenarlas para evitar el debate libre sobre las opiniones e ideas. Las palabras tienen que ser usadas en libertad por todos; evitar la manifestación libre de toda clase de opiniones, muy especialmente de contenido político, es la forma más intolerable de ejercicio arbitrario del poder porque conduce a la opresión de los ciudadanos en beneficio exclusivo de los imperantes.             

“Exigimos el levantamiento inmediato de las medidas adoptadas contra nuestro admirado compañero don Sergio Ramírez”, concluye el comunicado de la RAE. 

La acusación

Según informó El Periódico, la Fiscalía de Nicaragua, que es un apéndice del Gobierno, ha acusado a Ramírez de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, “actos que fomentan e incitan al odio y la violencia” y “lavado de dinero, bienes y activos”. Sobre la cabeza del autor de ¿Te dio miedo la sangre?, la novela que en 1977 denunciaba los atropellos y negociados del somocismo, pende una orden de arresto similar a varios de los dirigentes opositores. “Como anuncian que van a allanar mi casa, lo que van a hallar es una casa llena de libros. Los libros de un escritor. Los libros de toda mi vida”, dijo, entre la ironía y la amargura.

Ramírez, de 79 años, se encuentra fuera de Nicaragua y aseguró que no retornara para evitar que se consume lo que vislumbra como una clara venganza. El Premio Cervantes 2017 pasa ahora a formar parte de la lista de sandinistas históricos que han sido perseguidos por el ex comandante, desde el extinto poeta Ernesto Cardenal a la comandante Dora María Téllez y Hugo Torres, de alto protagonismo en los albores de la revolución.

La Fiscalía ha vinculado al escritor con el “Programa Medios para Nicaragua” de la Fundación Violeta Chamorro, considerado un proveedor de financiamiento de personas que “buscaban la desestabilización de la buena marcha del desarrollo económico y social del país”. De acuerdo con la revista Confidencial, los delitos por los que se lo ha imputado contemplan penas de hasta 15 años de prisión.

Amargas paradojas

“No es la primera vez que ocurre en mi vida. En el año de 1977, la familia Somoza me acusó por medio de su propia Fiscalía, y ante sus propios jueces, de delitos parecidos a los de ahora: terrorismo, asociación ilícita para delinquir, y atentar contra el orden y la paz, cuando yo luchaba contra esa dictadura igual que lucho ahora contra esta otra”, recordó Ramírez, a través de un video. Y añadió: “las dictaduras carecen de imaginación y repiten sus mentiras, su saña, su odio, y sus caprichos”.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad