La Orquesta Barroca de Tenerife celebra la Navidad a la italiana

El concierto, que forma parte del Festival de Tenerife, tendrá lugar el próximo jueves 14 con la presencia de Emma Kirkby y Alfonso Sebastián
La Orquesta Barroca de Tenerife afronta su tercer concierto con una propuesta en sintonía con las fechas navideñas: Natale all’Italiana. Música barroca italiana para la Navidad. La cita, que se enmarca en el Festival de Tenerife, cuenta con la presencia de la soprano Emma Kirkby, bajo la dirección de Alfonso Sebastián, y tendrá lugar el próximo jueves 14 de diciembre, a las 19:30 horas, en la Sala de Cámara de Auditorio de Tenerife. En esta ocasión, el programa se centra en composiciones firmadas por Corelli, Caldara, Vivaldi, Storace, Stradella, dall’Abaco.
Junto a Kirkby y Sebastián, la base instrumental de la Orquesta Barroca de Tenerife la forman Lorena Padrón, violín barroco y concertino; Leo Rossi, violín barroco y solista de II; Laura Díaz, violín barroco I; Sergio Suárez, violín barroco II; Víctor Gil, viola barroca; Fernando Santiago, violonchelo barroco; Carlos Oramas, tiorba; Juan Carlos Baeza, violone; y Raquel García, órgano positivo. 
Natale all’Italiana es el primer programa de Navidad que ofrece la Orquesta Barroca de Tenerife. La primera parte del concierto comienza con Arcangelo Corelli (1653-1713) y su Concerto grosso en sol menor, op. 6, nº 8, «Fatto per la Notte di Natale».
La solista Emma Kirkby interviene por primera vez en la obra de Antonio Caldara (1670-1736), Vaticini di pace (Cantata pastorale per la Nascita di Nostro Signore), de la que se interpretará la Sinfonia y el aria (La Pace) «La clemente amica Stella». 
Sigue el Concierto para violín y orquesta en mi mayor, RV 270, «Il Riposo per il Santissimo Natale» de Antonio Vivaldi (1678-1741), una pieza instrumental de gran belleza con cadencias suntuosas que se combinan con pasajes allegro muy expresivos. Para terminar con la primera parte, la Orquesta Barroca de Tenerife ofrece Bernardo Storace (fl. 1664) y su Passagagli sopra Bfabemi per b «La luce dopo l'ombra» (Selva di varie compositioni d'intavolatura per cimbalo ed organo, 1664), una obra para clave en la que Alfonso Sebastián se podrá lucir gracias a las progresiones armónicas y a los enlaces acórdicos.
La segunda parte tendrá a Stradella, dall’Abaco y Scarlatti en atriles. De Alessandro Stradella (1639-1682) se muestra Ah troppo è ver (Cantata per il Santissimo Natale), con su Sinfonia y el aria de Maria Vergine «Sovrano mio bene».
Una de las pequeñas joyas que ha preparado la Orquesta Barroca de Tenerife es la Sonata da chiesa para dos violines y continuo en sol mayor, op. 3, nº 4, de Evaristo Felice dall’Abaco (1675-1742), raramente interpretada. El compositor establecido en Múnich en la corte de Maximiliano Emanuel de Baviera presenta una original pieza que sorprenderá al público. El concierto se cierra con Alessandro Scarlatti (1660-1725) y su navideña O di Betlemme altera povertà (Cantata pastorale per la Nascita di Nostro Signore), una obra en la que el lirismo de Emma Kirkby va acompañado de una instrumentación con fraseo ligero y fresco, con la clave omnipresente, como era tradicional en la época.
El concierto de la Orquesta Barroca de Tenerife forma parte del programa de Festival de Tenerife, una iniciativa impulsada por el Cabildo en colaboración con los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Gestionado por Auditorio de Tenerife a través de la Estrategia Tenerife 2030, cuenta con una programación entre septiembre y diciembre que incluye más de 70 espectáculos. El objetivo de Festival de Tenerife es visibilizar y posicionar el sector de las artes escénicas y la música dentro y fuera de Canarias. 
Las entradas del concierto en Auditorio de Tenerife se pueden adquirir en taquilla de 10:00 a 19:30 horas de forma ininterrumpida de lunes a sábado, durante las 2 horas antes de la función y por internet a través de www.auditoriodetenerife.com, o por teléfono en el 902 317 327.
Alfonso Sebastián, clave y director invitado
Nacido en Zaragoza en 1974, estudió piano (Pilar Armijo) y clave (J. L. González Uriol) en el Conservatorio Superior de dicha ciudad. Prosigue su formación en el Conservatoire National Supérieur de París, donde se especializa en fortepiano (Patrick Cohen) y estudia dirección de orquesta (Claire Levacher). Ha seguido cursos de perfeccionamiento con J.-W. Jansen, G. Leonhardt, L.-U. Mortensen, J. Ogg y P. Badura-Skoda, entre otros.
Es director invitado de la Orquesta Vigo430 y miembro del grupo Los Músicos de Su Alteza. También colabora con el ensemble La Tempestad, Al Ayre Español, Orquesta Barroca de Sevilla, Orquesta Barroca de la Universidad de Salamanca, Orquesta Sinfónica de Castilla y León, entre otras.
Ha realizado diversas grabaciones: música para dos claves de Luigi Boccherini y conciertos españoles para clave y orquesta (con Silvia Márquez y La Tempestad). Además, con Los Músicos de Su Alteza ha grabado el Miserere de Nebra, Villancicos de J. R. Samaniego, la ópera Amor aumenta el valor de Nebra y oratorios romanos de Carissimi y Luigi Rossi para el sello francés Alpha.
En su faceta de traductor, ha vertido al castellano el tratado de Quantz (Dairea, 2016). Actualmente, y desde 1999, es profesor titular de clave y bajo continuo en el Conservatorio Profesional de Salamanca.
Emma Kirkby, soprano
Emma Kirkby se siente afortunada de muchas formas: de haber conocido la polifonía vocal renacentista cuando todavía estaba en la escuela, así como de haber estudiado a los clásicos y cantado junto a la Schola Cantorum en Oxford, y, lo mejor de todo, de haber hallado allí instrumentos “históricos” conocidos por los compositores renacentistas y barrocos: el laúd, el clavicémbalo, el pianoforte, los instrumentos de viento y cuerda, cuyo sonido y escala humana extrajeron de ella una respuesta instintiva.
Comenzó como maestra de escuela y cantante aficionada y pronto fue invitada a actuar profesionalmente con grupos pioneros; y siguieron largas asociaciones en Gran Bretaña y en el extranjero con conjuntos, intérpretes individuales y compañías discográficas, de modo que ahora la voz y el estilo de Emma son reconocidos en todo el mundo.
Recibió la distinción de la corona Británica de Dama del Imperio Británico (DBE) en 2007; y en 2011 la Medalla de la Reina en Música. Sorprendida por todo esto, está, no obstante, agradecida por el reconocimiento que implica, por una forma de hacer música que valora el conjunto, la claridad y la serenidad por encima del volumen y la exhibición; sobre todo, está encantada de ver a una nueva generación de artistas que aportan sus habilidades y entusiasmo al esfuerzo, de modo que su campo elegido por ella ahora está poblado de jóvenes virtuosos, felices de interpretar música tanto como solistas, como en conjunto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies