La ola de frío en la Península obliga al Cuyás a aplazar la exhibición de ‘Los hijos’

La obra, que estaba prevista para este fin de semana, se exhibirá finalmente los próximos 7 y 8 de mayo, y los espectadores no tendrán que hacer ninguna gestión salvo que deseen la devolución de sus entradas

Los problemas logísticos ocasionados por la ola de frío que estos días afecta a la Península obligan a aplazar la exhibición en el Teatro Cuyás de la obra ‘Los hijos’, prevista para este fin de semana.El espectáculo queda ahora programado para los próximos 7 y 8 mayo a las 20.30 horas, de forma que las localidades para las nuevas funciones se cambiarán automáticamente del viernes 15 de enero al viernes 7 de mayo y del sábado 16 de enero al sábado 8 de mayo.

Quienes, a pesar de todo, deseen solicitar el reembolso de sus entradas deberán hacerlo antes del 15 de febrero, en la taquilla del teatro, si las compraron de manera presencial, o llamando al 928432181, si lo hicieron a través de la página web. En ambos casos, el horario de atención al público será de 17.00 a 20.30 horas, de lunes a viernes; de 11.30 a 13.30, los sábados por la mañana, y dos horas antes de cada pase los sábados por la tarde, domingos y festivos con función.

El Teatro Cuyás y los responsables del montaje lamentan las molestias que esta situación pueda ocasionar a sus espectadores.

La obra

‘Los hijos’, cuyo tráiler puede verse en el vídeo, está dirigida a partir de un texto de Lucy Kirkwood por David Serrano, responsable de otros exitosos proyectos, tanto escénicos (el musical ‘Billy Elliot’ o el reciente estreno, también en el Cuyás, de ‘Los asquerosos’) como audiovisuales (Serrano dirigió las películas ‘Días de fútbol’, ‘Días de cine’ o ‘Una hora más en Canarias’, entre otras).

Además, está protagonizada por Elena Irureta, que en los últimos meses se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de la televisión de nuestro país por su papel en la serie ‘Patria’, Susi Sánchez (Goya a la Mejor Actriz 2019 por ‘La enfermedad del domingo’) y Joaquín Climent.

La obra, que transcurre en un futuro próximo, reflexiona sobre la responsabilidad hacia las generaciones futuras. Así, tras una catástrofe en la cercana central nuclear en la que trabajaban, dos científicos recientemente jubilados, Hazel y Robin, viven “en una pequeña cabaña de la costa este”. A pesar de que la electricidad está racionada y de que constantemente tienen que medir la radiación que hay a su alrededor, tratan de mantener una vida aparentemente normal: Robin cultiva su huerto y Hazel practica yoga mientras mantienen el contacto con su hija mayor, Lauren.

De pronto, su apacible existencia se ve interrumpida por Rose, una antigua colega física a la que no habían visto en 38 años cuyo regreso les obliga a reflexionar sobre el impacto de sus vidas en las siguientes generaciones.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad