La masonería y la modernización de España cierra el Seminario ‘Mito y realidad de la masonería’

  • El economista y miembro de la Academia de Estudios Masónicos José Ramón Rodríguez y el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del grado 33º,  Jesús Soriano, imparten el día 22 de octubre las dos últimas ponencias en la Casa-Museo León y Castillo de Telde

Las ponencias para hablar del simbolismo masónico y de las aportaciones de la masonería filosófica a la modernización de España cierran el día 22 de octubre, a partir de las 18:00 horas, el Seminario ‘Mito y realidad de la masonería’ en la Casa-Museo León y Castillo de Telde. Las dos últimas conferencias correrán a cargo del economista y miembro de la Academia de Estudios Masónicos José Ramón Rodríguez y del director de este Seminario y Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del grado 33º, Jesús Soriano.

Este Seminario está organizado por la Casa-Museo León y Castillo y la Academia de Estudios Masónicos del Supremo Consejo del grado 33º y último del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para España, y arrancó el pasado 20 de octubre con seis ponencias para a conocer las líneas maestras de la tradición masónica española desde el punto de vista de los propios masones.

Para acudir a estas conferencias, con entrada gratuita y aforo limitado, es necesaria la inscripción previa en el teléfono 928 691 377 o en el correo electrónico leonycastillo@grancanaria.com.

El economista y miembro de la Academia de Estudios Masónicos José Ramón Rodríguez imparte a las 18:00 horas la ponencia ‘El Simbolismo Masónico’, en la que detallará que la masonería es una órden iniciática basada esencialmente en los conceptos de fraternidad y filantropía, con el objetivo final de mejorar la humanidad. Esta escuela se sustenta en un amplio y complejo aparato icónico, que son los símbolos, la principal seña de identidad para aquellas personas que no han sido iniciadas en esta órden.

Los investigadores que se han aproximado desde una u otra vertiente a la iconografiìa masónica insisten en que cualquiera de sus siìmbolos o representaciones posee cierta personalidad que permite distinguirlo de los pertenecientes a repertorios de otras escuelas, de tal modo que, en un primer golpe de vista, podemos constatar que determinado objeto o imagen posee una ‘apariencia masoìnica’, explica Rodríguez.

En esta conferencia pretende discernir, por tanto, sobre el porqué de la importancia del símbolo para esta escuela iniciática, además de dar una pincelada sobre el significado y la importancia, tanto exotérica como esotérica, de algunos símbolos de esencial importancia para sus iniciados.

Por su parte, a las 19:00 horas tendrá lugar la conferencia ‘La Masonería Filosófica y su aportación a la modernización de España: Una visión de conjunto’, a cargo del Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del grado 33º, Jesús Soriano. En esta charla hablará de lo que ha hecho la masonería en nuestro país desde principios del siglo XIX hasta la llegada de la Guerra Civil y de las virtudes cívicas de los masones, que representan  la ciencia, la sabiduría, la inteligencia, la prudencia, el arte, la templanza y el valor.

Entre otras cuestiones, detallará las propuestas que en 1885 hizo el Supremo Consejo para mejorar la sociedad española en ese momento, cuando aún perduraba la esclavitud, no había sufragio universal ni libertad de cátedra, y había limitación de acceso a la cultura. Entre otras cuestiones plantearon mejoras para la educación, la defensa de la mujer,  escuelas para los obreros y la mejora de los derechos civiles basados en la abolición de la esclavitud.

Con respecto a la mujer, Soriano especifica que siempre han luchado por la igualdad, ya cuando comienza la modernización de España en la Restauración, en el siglo XIX, surge un feminismo masónico que lo que persigue es que la mujer deje de ser solo ama de casa. También destaca un aspecto poco conocido de los masones, y fue la ayuda para que las prostitutas dejaran de serlo y muchas de ellas llegaron a ser maestras de escuela.

“La masonería aportó muchas cosas en aquella época, contribuyó a pacificar problemas sociales, como pudo ser el del la fábrica de tabaco de Alicante”, apunta Soriano, al tiempo que recuerda que uno de los compañeros de la Logia Añaza, en Tenerife, que estaba en las Cortes Generales, abogó para que se cumpliera la ley en Cuba para abolir la esclavitud.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad