La Ley de Bibliotecas de Canarias sale a información pública

El plazo para que todos los sectores vinculados al mundo de la lectura y del libro puedan aportar las correspondientes propuestas y alegaciones finaliza el 20 de junio.

 

El proceso de participación se puede realizar en la web: http://www.canariasparticipa.com/leybibliotecas-ip

 

El Gobierno, por iniciativa de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes, avanza en el procedimiento de la Ley de Bibliotecas de Canarias que en estos momentos se encuentra en la fase de información pública hasta el próximo día 20 de junio. Desde que el pasado 8 de mayo el Consejo de Gobierno aprobara el anteproyecto, el texto continúa su tramitación,  sometiéndose a la recepción de los correspondientes informes técnicos y jurídicos, para que todos los sectores vinculados directa o indirectamente al mundo de la lectura y del libro puedan aportar sus propuestas y alegaciones. Una vez estudiadas y analizadas la norma entrará en el Parlamento autónomo para su debate y aprobación.

La actual inexistencia de una ley de carácter autonómico para la regulación del sector de las bibliotecas en Canarias e, incluso, la carencia de cualquier otra normativa de menor rango, hacen que la aprobación de una Ley de Bibliotecas de Canarias constituya una necesidad desde el punto de vista profesional y una demanda desde el punto de vista social.

Tanto los profesionales de las bibliotecas como las asociaciones profesionales de bibliotecarios y documentalistas, han venido reclamando a lo largo de los últimos años el impulso por parte del Gobierno de Canarias de la redacción de esta ley, en el convencimiento de que se trata del primer paso para la mejora en la prestación de los servicios públicos, la profesionalización del personal al servicio de las bibliotecas, las dotaciones bibliográficas, el desarrollo y acondicionamiento de las infraestructuras, o la actualización de los equipamientos

"El propósito del Gobierno es aprobar el proyecto de ley, para su remisión y debate en el Parlamento, antes de que concluya el presente año. Es un compromiso de legislatura del actual Ejecutivo", apunta el viceconsejero de Cultura, Aurelio González, para quien el  "ejercicio de la lectura, es un servicio público imprescindible para la formación académica y cultural de los ciudadanos. Ya sabemos que nunca es tarde si la dicha llega y, por esta razón, esta Ley de Bibliotecas no llegará tarde si nos sirve para ordenar y potenciar el ejercicio de leer".

La Ley concibe la promoción de la lectura como una tarea común de toda la sociedad, fruto de la colaboración entre los responsables de políticas culturales, sociales, educativas y de comunicación, más allá de la tarea de la formación de la habilidad de leer, que se inicia en la familia y en la escuela.

Se configura como el medio por el cual los principios de coordinación y cooperación, entre las administraciones públicas en materia bibliotecaria, conforman un Sistema Bibliotecario basado en un aprovechamiento eficiente de los recursos económicos, culturales, informativos y personales, mediante el cual se ofrezcan al ciudadano servicios basados en la calidad y accesibles a toda la población. Igualmente, la Ley establece la necesidad de elaboración del Mapa de Bibliotecas de Canarias como instrumento de planificación territorial que definirá el tipo de centros bibliotecarios, sus servicios y fijará los parámetros que deben cumplirse en lo que concierne a superficie, equipamiento, personal, fondo bibliográfico y mantenimiento de cada biblioteca, conforme a las directrices y pautas profesionalmente reconocidas.

La presente Ley se estructura en ocho Títulos, completándose con una disposición adicional, dos transitorias, una derogatoria y dos finales.

El proceso de participación se puede realizar en la web: http://www.canariasparticipa.com/leybibliotecas-ip

 

 

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad