“La italiana en Argel es el mejor reconocimiento que se le puede hacer a Rossini”

Los barítonos Gianni Giuga y Jorge Eleazar Álvarez interpretan a Taddeo en la obra del compositor italiano que abre la temporada de Ópera de Tenerife

Los barítonos Gianni Giuga y Jorge Eleazar Álvarez Mora consideran que La italiana en Argel es el mejor reconocimiento que se le puede hacer a Rossini cuando se cumple el 150 aniversario de la muerte del compositor italiano. Los dos cantantes serán los encargados de interpretar el rol de Taddeo, el anciano italiano de la obra cómica que servirá para abrir una nueva temporada de Ópera de Tenerife.

El mexicano Álvarez se formó en el Conservatorio de Las Rosas y en la Escuela Nacional de Música. Tiene referencias del trabajo que se hace en Tenerife y tiene “grandes expectativas en cuanto al nivel artístico de Ópera de Tenerife”. El siciliano Gianni Giuga se graduó en la Accademia Nazionale d’Arte Drammatica Giusto Monaco y no duda en afirmar que Opera (e)Studio “es una de las realidades teatrales más buscadas e interesantes de Europa para un cantante de ópera”.

Acerca de la experiencia académica que en unos días comenzará a andar en las instalaciones del Auditorio de Tenerife, Jorge Eleazar espera “crecer artística, profesional y humanamente”, confía que desde el equipo de Ópera de Tenerife “nos sabrán guiar para estar al mejor nivel en la obra”. Gianni Giuca apela al garante que le aporta “la experiencia previa de muchos amigos que han probado la audición, que han trabajado o que ya han estudiado en Tenerife en los últimos años”, lo que ha provocado que se decidiera a participar en esta edición, que supondrá su “crecimiento artístico y profesional”.

Sobre La italiana en Argel, el artista azteca destaca “el equilibrio entre belleza y comicidad”; reafirmándose en que “se trata de una obra maestra que todos tenemos que tener presente”. El cantante italiano no escatima en adjetivos y la eleva hasta “el Olimpo de la ópera bufa”, algo que viene dado por “los colores complejos y vertiginosos, además de las texturas rápidas para todos los personajes y registros vocales”.

Respecto al rol de Taddeo que ambos van a poner en escena, Álvarez define que el aspecto que presenta mayor dificultad es “el gran contraste de matices en todos los sentidos: musical, interpretativo y dramatúrgico”, tildando al personaje como “clave en el eslabón de la trama y de descanso para el público”. Giuca apunta que este título “ofrece oportunidades para el crecimiento vocal y musical” y apela al “particular fraseo en el que hay que entrar para comprender e interpretar mejor las diversas peculiaridades”.

En cuanto se refiere a un posible esbozo sobre proyectos de futuro, Gianni Giuga se aferra a “la ambición de cantar y estudiar tanto como sea posible”. En la línea de admiración al compositor italiano, no niega que uno de sus proyectos cercanos sea “reafirmarse como barítono rossiniano”, siendo Tenerife “una gran oportunidad para realizarlo”. Puesto a pensar en futuros personajes, “Fígaro, de El barbero de Sevilla, y Dandini, de La Cenicienta, me representan emocionalmente”, aunque reconoce que “no quiere limitarse a un solo repertorio”, por lo que desea “tener éxito” a la hora de cantar todo lo que su vocalidad le permita abordar.

En términos similares se expresa Jorge Elezazar que le gustaría interpretar “todo”, y deja en manos de su voz el transcurrir de su carrera. Además, destaca que uno de sus sueños es saltar el charco para “entrar en mercado profesional europeo, con calma e inteligencia”. Para ello apela a “crecer en cada ensayo y cada función hasta alcanzar la excelencia”.

Estos dos cantantes llegarán la próxima semana a Tenerife y formarán parte de la sexta promoción de Opera (e)Studio, que integran trece cantantes. Todos se beneficiarán de un proceso de perfeccionamiento artístico integral dirigido por Giulio Zappa, que finalizará en la representación de las cuatro funciones de La italiana en Argel, programadas del 25 al 28 de octubre en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife, que traerán consigo el estreno en Ópera de Tenerife en la dirección musical de Nikolas Maximilian Nägele y la presencia de Giorgia Guerra en la dirección de escena.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad