La directora hongkonesa Elim Chan retorna a la OFGC tras el éxito de la pasada temporada

JOSE ANTONIO CABRERA MARTINEZ/ASSOPRESS //

La directora hongkonesa Elim Chan, que tan grato recuerdo dejara en su exitoso debut el pasado año al frente la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, volverá al podio de la OFGC para ofrecer un programa centrado en dos de los más grandes compositores del siglo XX, Dimitri Shostakovich y Béla Bartók.

En esta nueva visita estará acompañada por el violonchelista ruso Alexey Stadler, que debuta con la OFGC tocando una de las obras que más fama le han dado, el Concierto para violonchelo nº 1 de Shostakovich. Alexey Stadler sigue la estela de grandes chelistas como David Geringas y Mstislav Rostropovich que han interpretado esta pieza con la OFGC.

El concierto, noveno de abono de la temporada 2017-2018, tendrá lugar viernes 15 de diciembre en el Auditorio Alfredo Kraus a las 20.00 h., nuevo horario de la programación de abono de la Orquesta del Cabildo de Gran Canaria.

El repertorio ruso vuelve a ser parte importante del programa con que Elim Chan retorna a la OFGC. Se abre la velada con el padre de la moderna escuela musical rusa, Mikhail Glinka, de quien escucharemos la célebre Obertura de su ópera Ruslan y Ludmila (1842), pieza de arrollador ímpetu y máximo brillo virtuosístico.

Un salto de más de un siglo nos lleva a 1959, fecha de composición del Concierto para violonchelo nº 1 de Shostakovich, obra dedicada al genial Mstislav Rostropovich. Rostropovich fue precisamente solista de la última y memorable interpretación de esta obra realizada por la OFGC en 1997, que vuelve a ella marcando una simbólica línea de continuidad acompañada de otro intérprete ruso como es el joven Alexey Stadler.

La música de Shostakovich, concretamente su Sinfonía Leningrado, recibe una cita paródica -al igual que La viuda alegre de Lehár- en el Concierto para Orquesta de Bartók que cierra el programa. Exiliado a Estados Unidos huyendo de la barbarie nazi, Bartók vivió sus últimos años en medio de penalidades que se vieron parcialmente paliadas con encargos como este brillante Concierto de 1943, una original propuesta que no es ajena a la influencia del folclore húngaro y que está caracterizada por el tratamiento dado a los instrumentos del conjunto orquestal, tanto a solo como en grupos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies