La décima antillana comparte honores con la sabiduría de los mayores en la tercera sesión del Campus de Etnografía y Folclore que la ULPGC celebra en Ingenio


14/07/2017.- El poeta, trovador y profesor puertorriqueño Omar Santiago destacó durante su intervención en la tercera sesión del Campus de Etnografía y Folclore de la ULPGC que se desarrolla en Ingenio, que “Canarias se ha convertido en una referencia en la difusión del verso improvisado, gracias al trabajo emprendido hace décadas por Maximiano Trapero y más reciente de Yeray Rodríguez, auspiciado por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Por eso en la isla hay tanto afecto a la décima”.


Santiago, que compareció en el campus la noche del día 12 de julio para referirse a la tradición de la décima espinela arraigada en el área antillana de Cuba y Puerto Rico, repasó la situación del arte oral improvisado en distintas zonas de América, deteniéndose especialmente en el crisol de países que configura el Caribe. El verseador puertorriqueño definió a la décima “como la gran estrofa del Siglo de Oro. Espinel la puso de moda en 1591 cuando la trasladó al papel. Es la época en la que se empieza a desarrollar la América colonial y en la que se producirán los viajes comerciales de mercancías y hombres con destino a la Europa continental. La estrofa viaja también enraizándose en otros países convirtiéndose en la forma predilecta para la improvisación poética”, señaló Omar Santiago.


El verseador explicó la compleja situación geográfica del Caribe, integrada por 123 islas habitadas, cuyo marco político ha sido perjudicial para el desarrollo común de un espíritu caribeño. “Paradójicamente los caribeños no nos sentimos conciudadanos de un mismo espacio. Se dan muchas variantes alrededor de la décima en esta misma área”, recordó. “Lo peor es que ese bloqueo social ha impedido la formación de la deseada confederación antillana”, lamentó.


“La décima en Puerto Rico se enraizó en el pueblo, que es la forma de hacerla realidad con su arraigo popular”, dijo. “No se concibe si no es de forma cantada”, añadió. “Hay más de cien decimistas y en todos los pueblos se celebran competiciones todos los fines de semana”.


Según Santiago, “en Canarias desde la década de los noventa se percibe otra mirada hacia la tradición. Se revitalizó con Dávila o Duque, entre otros muchos jóvenes. Se trata de un arte contemporáneo porque está vivo y debe converger en el mundo de hoy”, admitió Santiago.


Mesa de sabios

Seguidamente tuvo lugar la celebración de la denominada mesa de sabios, que estuvo integrada por los veteranos José Julián Villanueva, Clotilde Cruz, Marcos Hormiga y Juan López y moderada por Yeray Rodríguez y David Castellano.


La poeta popular ingeniense Clotilde Cruz, nacida en 1927, la abrió recitando una emotiva poesía dedicada a Miguel Ángel Blanco en el aniversario de su asesinato por ETA.


Villanueva, miembro de la Parranda marinera de los Buches, habló de la tradición enraizada de este grupo popular “en una isla de mar como es Lanzarote, donde el hombre trabaja en el campo plantando cebollas hasta que llega la zafra chica y debe regresar a la mar”. El músico conejero se congratuló que Los Buches vivan ahora una etapa de reconocimiento institucional, y de que formen parte de un programa tan notable y respetado como el de la XXII edición del Festival Internacional de Folclore de Ingenio.


Por su parte, Juan López, que ha recogido la memoria popular de mucha gente en tres libros publicados, concluyó que en “el valor de lo local” está lo auténtico. En ese pálpito ha investigado desde la tradición oral al lenguaje de las campanas de las iglesias de la zona, el curanderismo, las supersticiones o los remedios caseros de hace 80 años en Canarias. López reclamó más atención para la tradición oral en Canarias y por ello abogó por introducir en los centros escolares la sabiduría de los mayores entre las generaciones más jóvenes.


El poeta y narrador Marcos Hormiga defendió la cultura “como parte integral del ser humano” y adelantó durante su intervención que “una persona culta es aquella que ha transitado por lo aprehendido de manera natural y por las enseñanzas académicas con las que ha fortalecido su espíritu. Los sabios están en el pueblo”, añadió.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad