La camerunesa Lornoar sustituye a la banda Los Aurora en el ciclo ‘Música en el parque’

  • La repentina indisposición de uno de los cantantes del grupo barcelonés, causa de la modificación del concierto previsto en el Auditorio José Antonio Ramos del Doramas

La cantante, bailarina y compositora camerunesa Lornoar sustituirá a la banda de flamenco fusión Los Aurora este domingo día 28 de noviembre, en el ciclo ‘Música en el Parque’ que tiene lugar en el escenario del Auditorio José Antonio Ramos del Parque Doramas de la capital grancanaria.

Los barceloneses han pospuesto su actuación por la repentina indisposición de uno de los cantantes del grupo, Pere Martínez, por lo que el programa dedicado a las propuestas musicales multiculturales impulsada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, ha debido modificar la cita prevista sustituyéndola por la actuación de la citada cantante, considerada heredera de la tradición oral africana, cuya propuesta musical se apodera de diversos estilos que van desde la bossa al funk, pasando por el cabaret y el soul, entre otros.

Hace once años que la artista Lornoar inició su carrera, recién inmersa en la adolescencia, fogueándose en los cabarets y salas de fiesta de su Yaundé natal (capital política de Camerún desde 1922) a partir de 2007. Desde entonces ha desarrollado una obra muy personal, auténtica y diversa, que se apoya sobre esa diversidad las influencias de su música y su imponente puesta en escena.

La mayoría de sus canciones están escritas en su lengua materna –el eton- un idioma bantú del centro de Camerún, aunque también compone y canta en inglés y francés. En 2011 publicó su primer disco, ‘Lorenoare’ y mantuvo la regularidad en su producción con un segundo trabajo, ‘100%’, que le sucedió en 2016. Sus primeros conciertos en diferentes salas de París se produjeron en 2012 y en 2014 cantó en la sede de Naciones Unidas en Nueva York en la apertura de la Década de los Afrodescendientes.

“Mis composiciones son muy espirituales y se refieren a cómo debemos mejorar y comprender la vida”, señala Lornoar, que canta sobre temas tan atemporales como actuales como el amor, el consuelo, la fe, la tolerancia, la protección a la infancia, la violencia machista, la corrupción, el acoso, el maltrato al medioambiente…. Con una sugerente voz que suena a bossa nova, funk, soul o el reggae, Lornoar resume en su música los ritmos de todo África.    

Sus influencias parten también de la propia riqueza, diversidad y orografía de su país, denominado “África en miniatura” y que ha recorrido extensamente desde su más tierna infancia por causa de sus padres. “Hay música del Sahel en Camerún”, dice.

A los ritmos del país donde nació y creció se unieron posteriormente la influencia de las estrellas de la música negra que escuchaba su padre, maestro, como la recién fallecida Aretha Franklin, o de la chanson. Su tío era griot y tocaba una especie de kora, un instrumento sagrado en su cultura, la eton-beti. Por tanto, también era normal en casa escuchar ritmos tradicionales de su propio pueblo e instruirse en ellos.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad