La Biblioteca Insular recoge libros en francés de literatura infantil y juvenil para enviarlos a una escuela de Senegal

· Es la primera vez que el centro del Cabildo pone en marcha esta iniciativa en la que colabora la Red Educativa sin Fronteras

Las Palmas de Gran Canaria, 6 de julio de 2016.- La Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria (calle Remedios, 7) ha emprendido una campaña de recogida de libros escritos en francés de literatura infantil y juvenil, que serán enviados con posterioridad a la Escuela de Primaria de Artillerie Nord, de Senegal, a través la Red Educativa sin Fronteras.

Las personas que deseen colaborar con esta iniciativa solidaria que la biblioteca desarrolla por vez primera con esta red educativa, pueden depositar sus libros en el vestíbulo del centro durante los meses de julio, agosto y septiembre.

La Escuela Primaria de Artillerie Nord es uno de los 17 centros existentes en la noroccidental región senegalesa de Louga, con el que varios centros de Canarias desarrollan actualmente proyectos de coeducación. Actualmente, unos 650 alumnos de 13 centros educativos de Senegal interactúan conociéndose y aprendiendo juntos otras realidades culturales con estudiantes y profesores de las Islas Canarias, gracias a la Red Educativa Sin Fronteras (RESF), en la que profesores, padres y alumnos tienden puentes entre las aulas de las dos orillas.

La RESF, integrada por profesores voluntarios, padres y estudiantes de Senegal, Sahara Occidental, Haití, Gabón y Canarias, nació en 2004 impulsada por la asociación Puente Humano y pretende propiciar un cambio cultural y educativo que permita formar ciudadanos globales, derrumbando día a día la pared de ignorancia, prejuicios y la distancia cultural y social que existe entre la comunidad educativa de ambas orillas. Desde el curso 2010-2011, la coordinación de la RESF está integrada en la Red Canaria de Escuelas Solidarias, que realiza proyectos de cooperación educativa con África. La red ha propiciado ya diferentes viajes de alumnos y profesores de Canarias a Senegal y viceversa, durante los cuales conocen las escuelas, la cultura, y se hospedan en casas de familias locales.

Los intercambios directos entre los centros se establecen mediante videoconferencias y, si algunos senegaleses no cuenta con Internet, a través de audioconferencias, con teléfonos móviles conectados a unos altavoces. Las dificultades materiales y técnicas en Senegal, donde no todos los masificados institutos disfrutan de Internet y la electricidad se interrumpe frecuentemente, obliga en su mayoría de las ocasiones a realizar las comunicaciones en diferido, con el envío de materiales físicos y digitales. “Nuestro objetivo es multiplicar la cooperación real mediante la comunicación”, se lee en la página digital de Puente Humano.

Pero no todos los intercambios se producen a través de la tecnología. Los textos y los libros siguen constituyendo un material de importancia capital en la formación de los alumnos de las escuelas senegalesas como la de Artillerie Nord, a la que irán destinados los ejemplares que se recojan en el centro bibliotecario grancanario.

“Hay redes que atan y redes que unen. Nunca se cansen de seguir tejiendo esas redes que unen”, animó el escritor uruguayo Eduardo Galeano fallecido el pasado año en un mensaje de apoyo a los integrantes de la RESF, en el que aplaudía la dimensión coeducadora entre el Sur y el Norte. Galeano subrayó que esta ejemplar iniciativa desarrolla valores, aplica las nuevas tecnologías a la cooperación, enriquece las asignaturas y desarrolla el conocimiento del entorno y la cultura.

Las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) facilitan los recursos necesarios y consiguen hacer realidad esa fantástica idea de la construcción de una ‘ciudadanía global’, consciente y enraizada en la práctica de los valores éticos.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad