Israel Reyes, director de ‘Malditas mentiras’: “Con el Cuyás nos ponemos el listón muy alto”

  • El autor y director estrena la próxima semana un nuevo musical, ‘Malditas mentiras’, con el que Clapso celebra 30 años en los escenarios
  • Lili Quintana y Maykol Hernández protagonizan esta “fiesta” de la que habrá siete funciones en teatro del Cabildo y que contará con versiones en directo de canciones de los años 70 y 80

Israel Reyes celebra 30 años al frente de Clapso Producciones estrenando la próxima semana en el Teatro Cuyás un nuevo musical protagonizado por Lili Quintana y Maykol Hernández: ‘Malditas mentiras’.

El espectáculo, que se suma a una larga lista éxitos (‘Perdona bonita, pero Lucas me quería a mi’, ‘Reyes que amaron como reinas’, ‘La Ratonera’, ‘Don Mendo’…), ve la luz en lo que parece ser la recta final de la pandemia, algo que “tenemos que empezar a celebrar”, según el director, que reconoce que debido a la Covid-19 este proyecto “ha estado a punto de quedarse en el cajón”.

Por eso, Reyes agradece la “valentía” de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, dirigida por Guacimara Medina, y de los responsables del Cuyás, Manuel Pineda (gerente) y Gonzalo Ubani (director artístico), quienes desde el principio “han entendido que la cultura no podía quedarse parada, que no podíamos quedarnos con brazos cruzados”.

Destaca en ese sentido que este teatro entendió que “las medidas se cumplen” en espacios controlados como los teatros y se ha convertido en “un balón de oxígeno para la profesión y para el público” y una “válvula de escape” para el conjunto de la sociedad en las actuales circunstancias.

A cambio, “cuando presentamos algo al Cuyás, nos ponemos el listón muy alto”, explica Israel, quien reconoce que cada paso por este teatro en las últimas tres décadas “ha servido para marcarnos objetivos más interesantes o de mayor altura”.

Gran equipo

Reyes habla en plural porque el suyo al frente de Clapso es un trabajo de equipo. ‘Malditas mentiras’ es una aventura musical que permite a su responsable “trabajar a lo grande”, subiendo al escenario a seis actores (Lili Quintana, Maykol Hernández, Raúl Martín, Florencia Aragón, Saray Castro y Thania Gil) y  a cinco músicos que tocan en directo (Germán G. Arias, Augusto Báez, Héctor Salazar, Paco Marín y Paco Perera).

También en bambalinas hay “profesionales enormes”, según el director, que destaca el “esfuerzo y calidad” de colaboradores como la ayudante de dirección María de Vigo, el iluminador Iban Negrín o, de nuevo, Germán G. Arias, que en su condición de arreglista y compositor representa el “cincuenta por ciento de esta aventura que hemos hecho a la par”.

Arias ha rescatado para este musical una treintena de temas para “traerlos a nuestro argumento y que los personajes cuenten cantando”, logrando así “una historia de enredo que se cuenta a partir de retales de canciones, una pieza musical que se llena de treinta piezas” de grupos y cantantes que va desde Mocedades a Rocío Dúrcal, pasando por Jeanette y Alaska y Dinarama, con lo que “la fiesta está asegurada”.

Inicio de gira

‘Malditas mentiras’ se estrena en el Cuyás el día 4 de junio y tendrá siete funciones hasta el día 13, cerrando así la temporada 20/21 del recinto. Para después, sus responsables ya anuncian gira. “Tenemos intención de moverlo por las islas y ya hay compromisos cerrados en Fuerteventura y Tenerife”, anuncian. No obstante, y pese a las dificultades, este espectáculo “ha nacido con vocación de que esto no se quede aquí, y de hecho la acción transcurre en Madrid, el 31 diciembre de 1991, y creemos que es un proyecto que podría tener cabida en los grandes teatros”.

En efecto, el montaje arranca con la desaparición, la Nochevieja de 1991, de Sandro del Conde, un productor musical de los años 70 y 80.

Cuatro mujeres son citadas entonces por Martín, el barman de la coctelería que el músico solía frecuentar, pero una misteriosa carta convertirá el encuentro en un juego musical para intentar descubrir quién miente más que habla y quién consigue escapar de las malditas mentiras que atrapan a todos los personajes involucrados en la trama, empezando por Sandro.

Aunque su mujer prefiere llamarle Alejandro, su verdadero nombre es Alexandro Cadenas. En su infancia, fue de conservatorio en conservatorio y acompañando al piano a su madre por todos los escenarios argentinos de tercera y sin demasiado éxito.

Al cumplir los 19, se trasladó a Madrid para demostrar al mundo que había nacido para hacer las canciones de nuestra vida, pero pronto sus mentiras se convirtieron en el único estribillo que Sandro era capaz de componer.

El músico decía estar tras los éxitos de figuras como Mari Trini, Karina, Nino Bravo o Camilo Sesto, pero, realmente, solo vivía de decirlo, creando un personaje al que quizás todos conozcamos: el eterno embaucador que alardea de codearse con los más grandes, pero que, en realidad, solo es un aspirante al éxito sin talento.

Pero la obra no gira en torno a Sandro, sino en torno a aquellas mujeres (su secretaria, su pareja, la mejor amiga de ésta y una amante de juventud) que, aunque en un primer momento cayeron en su red de engaños, pronto aprendieron a escapar de sus trampas, a la vez que, sin proponérselo, propiciaban un cambio de mentalidad en la España de hace tres o cuatro décadas.

A precios que oscilan entre los 12 y los 23 euros (más descuentos), las entradas para el espectáculo están a la venta en la taquilla del teatro, en la calle Viera y Clavijo de la capital grancanaria, y en su página web: www.teatrocuyas.com.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad