Filmoteca proyecta ‘A Taxi Driver: los héroes de Gwangju’, otra joya del cine coreano

Galardonada con tres de los máximos premios de Corea, la película se ofrece mañana, martes 6, en el Teatro Guiniguada

Filmoteca Canaria ofrece mañana, martes 6, en el Teatro Guiniguada una nueva ‘joya’ del cine coreano. Se trata de la película ‘A Taxi Driver: los héroes de Gwangju’, una historia que narra los terribles sucesos ocurridos en esa ciudad de Corea del Sur en mayo de 1980, cuando fueron masacrados cientos de civiles, la mayoría estudiantes, que se manifestaban en favor de la democracia. Y todo ello con dos únicos testigos que pudieron contarlo al mundo: un periodista alemán y un taxista de la ciudad.

Una historia que llevó a la gran pantalla el director coreano Jang Hoon en 2017 y que fue galardonada con tres premios a mejor película, mejor actor y mejor música, en los Blue Dragon Awards de la Academia de Cine de Corea, además de ser seleccionada como candidata a los Oscar a mejor película de habla no inglesa.

La sesión será a las 19.00 horas, en versión original, con subtítulos en español. Las entradas están disponibles en la web de Filmoteca Canaria y en la del Teatro Guiniguada,  así como en taquilla, siendo preferible la adquisición online siguiendo las normas dictadas por las autoridades sanitarias. El precio es de 2 euros, con un descuento del 50 por ciento para jubilados, estudiantes y desempleados.

‘A taxi driver’ está basada en un drama real, si bien la historia transmite mucha ternura y cierta dosis de humor por parte de los personajes protagonistas. En mayo de 1980 tuvo lugar una de las movilizaciones  importantes a favor de la democracia en la ciudad de Gwangju, en Corea del Sur. Un reportero alemán destinado en Tokio descubre por casualidad la noticia e intenta cubrirla. Para ello, viajará a Seúl donde ofrecerá una gran cantidad de dinero al taxista que le acompañe en su viaje, un conductor humilde al que le cuesta sacar adelante a su familia.

Ambos personajes, taxista y reportero, iniciarán un recorrido que los llevará a Gwanngju, sin saber que están a punto de entrar a formar parte de la historia, convirtiéndose en las únicas personas que pudieron cubrir esta matanza, que se convirtió en un hito importante en la política e historia de Corea del Sur.

El periodista quiere investigar las numerosas muertes de civiles que se están sucediendo desde el ascenso al poder del general Chun Doo-hwan, en una ciudad en la que se han cortado las comunicaciones y en la que el Estado censura las noticias, por lo que nadie sabe a ciencia cierta lo que está ocurriendo allí.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad