Filmoteca Canaria colabora con Animayo con la programación de un nuevo ciclo de anime japonés

·        ‘Japón se Anima’ comienzan mañana, martes 8, en el Gran Canaria y el jueves 10 en Tenerife, con la proyección de ‘El lugar que nos prometimos’

·        Las sesiones son de libre acceso para el público

 
Filmoteca Canaria se suma a la gran apuesta del Festival Internacional de Cine de Animación, Efectos Especiales y Videojuegos (Animayo), cuya clausura tuvo lugar ayer en Las Palmas de Gran Canaria, con la programación de un nuevo ciclo dedicado al anime japonés, en el que incluye la proyección de cinco películas que podrán verse a partir de mañana, martes 8, en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria, y del jueves 10, en Multicines Tenerife, con entrada libre para el público.

En colaboración con Animayo, Damian Perea Producciones y Selecta Vision, el ciclo 'Japón se Anima' dará comienzo con la película 'El lugar que nos prometimos', de Makoto Shinkai, ganadora del Premio a la Mejor Película de Animación en el Mainichi Film Concours en 2005. En las siguientes semanas se podrán ver otras 'joyas' de este género de animación nacido en 1917 y que   actualmente continúa en la cresta de la ola como lo demuestran los grandes éxitos que han tenido las películas seleccionadas para este ciclo.

Entre ellas 'Kimi no na wa' (YourName) de Shinkai Makoto, estrenada en agosto de 2016. La película de Makoto, reconocido escritor, productor, animador, dibujante y director nipón al que se ha denominado "el nuevo Miyazaki", es la película de animación más taquillera de la historia del cine japonés, después del éxito mundial de Sen to Chihiro no kamikakushi (El viaje de Chihiro) de Miyazaki Hayao en 2001. Asimismo, Konosekai no katasumi ni (En este rincón del mundo, 2016), del Katabuchi Sunao, retrato de una muchacha inquebrantable ambientado en Kure, Hiroshima, a finales de la Segunda Guerra Mundial, se ha convertido también en un éxito instantáneo.

Para animar aún más el panorama, en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy (Francia), celebrado en junio de 2017, Yoake tsugeru Rū no uta (Lu Overthe Wall), dirigida por Yuasa Masaaki, fue el primer largometraje japonés en llevarse el premio Cristal a la mejor película en 22 años, mientras que la película de Sunao 'En este rincón del mundo' se llevó el premio especial del jurado.

El cine de animación japonés es una industria que no sólo ha transformado el universo juvenil, sino que también ha modificado la percepción que se tiene de este formato. Atrae a muchos aficionados, tanto japoneses como foráneos. Los japoneses comenzaron a amar el anime durante la posguerra,pero hasta hace un cierto tiempo se consideraba un producto sólo para niños. Sin embargo, una gran parte del anime más reciente está orientado a adultos entre los veinte y los treinta años.

Esta tendencia comenzó en la mitad de la década de los noventa. Posteriormente, a principios del siglo XXI comenzó a aumentar la emisión de anime en la televisión, a horas a las que sólo lo ven los adultos. Si de algo podemos estar seguros es que el anime ha llegado para quedarse.

 

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad