Filmoteca Canaria arranca 2017 con una mirada retrospectiva al cinede Jean Renoir

Las proyecciones comienzan con ‘La bestia humana’, mañana martes 17 en el Guiniguada y el jueves 19 en Aguere Espacio Cultural. ‘El río’ o ‘La gran ilusión’, ejemplos de los cinco títulos que se proyectarán entre los meses de enero y febrero en ambas capitales

 

Filmoteca Canaria, sección dependiente del área de cultura del Gobierno de Canarias, da el pistoletazo de salida al año 2017 con la realización de un ciclo de cine dedicado a Jean Renoir (1894-1979), director, guionista y actor francés. Esta retrospectiva, que tendrá lugar entre los meses de enero y febrero, comienza esta semana con la proyección de 'La bestia humana', mañana martes 17 en el Teatro Guiniguada (Las Palmas de Gran Canaria) y el jueves 19 en Aguere Espacio Cultural de La Laguna (Tenerife), ambas sesiones a las 20.30 horas y en V.O.S.E.

Las películas que completarán el ciclo serán 'Boudu salvado de las aguas', 'La gran ilusión', 'Memorias de una doncella' y 'El río', hasta el 23 de febrero.

Hijo del pintor impresionista Auguste Renoir, la mirada del director de 'La bestia humana' (1938) tiene poco que ver con los cineastas franceses de los años veinte del siglo pasado. Su tono lúdico y vanguardista que caracterizó los primeros años, dio lugar en los años treinta al periodo realista con títulos fundamentales de la historia del cine como 'Boudu salvado de las aguas' (1932), 'El crimen de Monsieur Lang' (1936),  'La gran ilusión' (1937) y 'La regla del juego' (1939).  Ambos Renoir, el vanguardista y el realista, el lúdico y el comprometido, son inquietos, incluso inquietantes (Renoir presagió el desmoronamiento de los valores humanistas), complementarios y equitativos.

'La bestia humana'

El Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria será el espacio que acogerá la primera exhibición, con la muestra de 'La bestia humana' el martes 17 a las 20:30 horas, cuya proyección también dará comienzo a este ciclo el jueves 19 de enero a la misma hora en el Aguere Espacio Cultural (La Laguna, Tenerife). En esta película se narra la historia de Lantier (Jean Gabin), cuya profesión es maquinista de tren, y solitario por naturaleza, marcado por el estigma hereditario de la locura. No puede reprimir su misoginia y su trato con las mujeres es muy violento.   Sólo es feliz mientras conduce su locomotora que cubre el trayecto desde El Havre hasta París. Un día se enamorará de Sévérine (Simone Simon), la mujer del jefe de estación, que lo que busca es inducirlo a matar a su marido.

Ambas caras del cineasta francés se expresan libres de ataduras en todas las obras que realiza. Por ese motivo, cuando Benito Mussolini le encargó dirigir el Centro Sperimentale di Cinematografía de Roma, se exilió en Estados Unidos. Allí dirigió varias películas por encargo, entre las que sobresalen "El río" (1951) y "Memorias de una doncella" (1946), basada en la novela de Octave Mirbeau, "Le Journal d'une Femme de Chambre", que Luis Buñuel volvió a adaptar en 1964 con el título "Diario de una camarera", pero ambientada en la Europa fascista de los años treinta.

 

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad