Fallece a los 89 años John Le Carré, el maestro británico de la novela de espías

David John Moore Cornwell, conocido mundialmente como John le Carré, el espía convertido en novelista cuyas narrativas elegantes e intrincadas definieron el thriller de espionaje de la guerra fría y conllevaron elogios a un género que los críticos habían ignorado, ha fallecido a los 89 años. 

Curtis Brown, la agencia literaria de Le Carré, dijo que murió el sábado en Cornualles, en el sudoeste de Inglaterra, después de una breve enfermedad. La muerte no está relacionada con la Covid-19.

En clásicos como El espía que vino del frío, El topo y El honorable colegial, Le Carré combinó la prosa escueta pero lírica con el tipo de complejidad que se espera en la ficción literaria. Sus libros lidiaron con la traición, el compromiso moral y el coste psicológico de una vida secreta. Con el silencioso y atento maestro de espías George Smiley, creó uno de los personajes icónicos de la ficción del siglo XX: un hombre decente en el corazón de una red de engaños.Lee también

Para Le Carré, el mundo del espionaje era una “metáfora de la condición humana”. Nacido como David Cornwell, Le Carré trabajó para el servicio de inteligencia de Gran Bretaña antes de convertir su experiencia en ficción en obras como las mencionadas. “No soy parte de la burocracia literaria, dijo Le Carré a The Associated Press en el 2008. “Simplemente voy con lo que quiero escribir y los personajes. No me lo anuncio a mí mismo como un thriller o un entretenimiento. “Creo que todo eso es una tontería. Es más fácil para los libreros y los críticos, pero no creo en esa categorización. Quiero decir, ¿qué es Historia de dos ciudades?, ¿un thriller?”

Sus otras novelas incluyen La gente de Smiley, La casa Rusia y, en el 2017, la probable despedida de Smiley, El legado de los espías. Muchas novelas fueron adaptadas para el cine y la televisión, en particular las producciones de 1965 de La gente de Smiley y El topo, con Alec Guinness como Smiley.

Le Carré se sintió atraído por el espionaje por una educación que era superficialmente convencional pero secretamente tumultuosa, con una infancia compleja. Entre sus principales novelas, destacan, además de las ya citadas, El infiltrado (1993), Nuestro juego (1995), El sastre de Panamá (1996), El jardinero fiel (2001), La canción de los misioneros (2006), El hombre más buscado (2008), Un traidor como los nuestros (2010), Una verdad delicada (2013) y Un hombre decente (2019). Muchas de estas historias han tomado forma en la gran pantalla.

Tomando como primera inspiración la fecundidad literaria en el campo del espionaje de la guerra fría, supo evolucionar en sus historias y personajes a los nuevos conflictos del poder. John le Carré, de quien se dudó si había sido de verdad un espía, supo ser fiel, al menos sobre el papel, al espionaje literario hasta el final.

*Fuente: La Vanguardia

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad