El TSJM ratifica la prohibición de las concentraciones del 8-M en Madrid

La Delegación del Gobierno decidió prohibir todas las manifestaciones por motivos sanitarios

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha decidido suspender este sábado a la medianoche todas las concentraciones del 8-M en Madrid, según informa La Vanguardia.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del TJSM llevaba desde las 17.00 horas reunida para decidir sobre los siete recursos interpuestos por los sindicatos UGT y CC.OO. y diversas asociaciones feministas a la prohibición de las manifestaciones por parte de la Delegación del Gobierno. 

La Fiscalía de Madrid respaldó la decisión al considerar «insuficientes» la medidas de seguridad propuestas por los organizadores, viendo la negativa «proporcionada» y «ponderada» ante la situación actual de riesgo sanitario.

Los convocantes de las manifestaciones decidieron este viernes recurrir la medida dictada la víspera por la Delegación del Gobierno, que prohibió marchas por «motivos de salud pública». Una decisión que presentaba algunas dudas desde el punto de vista jurídico puesto que, en principio, las manifestaciones no tienen por qué recibir el aval del citado organismo, sino que el trámite se reduce a una simple comunicación ante esa instancia de que se quiere hacer una manifestación.

Disparidad de criterio

En otras autonomías sí se han aprobado manifestaciones

La polémica, además, se intensificó después de que la decisión no se extendiera al resto de comunidades, donde sí se han aprobado manifestaciones feministas. Es el caso de la Delegación del Gobierno en la Región de Murcia, que ha autorizado cuatro manifestaciones convocadas con motivo del 8-M.

En su comunicado, la Delegación del Gobierno de Madrid reconocía haber estudiado “detalladamente” cada una de las peticiones presentadas (recorridos establecidos, previsión de asistencia, duración y lugares de celebración, entre otros detalles) y que para tomar la decisión ha tenido en cuenta “las posibles confluencias de distintas concentraciones multitudinarias en varias zonas de Madrid.

En las horas previas, la secretaria de Organización de CCOO en Madrid, Paloma Vega, confiaba en que el TSJM fallase a favor de la demanda interpuesta por los sindicatos. “No hay ninguna razón jurídica de peso que impida las movilizaciones, esta situación la venimos arrastrando desde hace semanas y se han estado celebrando manifestaciones; de hecho, hay manifestaciones concedidas para el día después”, ha señalado tras un acto celebrado en Aranjuez.

La responsable del sindicato ha asegurado que este 8-M es “un poco amargo” y ha acusado al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, de haber cometido “un exceso” y “un atentado contra los derechos fundamentales” al prohibir las manifestaciones feministas. «Lo ha hecho “por decreto y sin ningún tipo de fundamento que lo justifique”, ha añadido.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad