El Miller se transforma en un cabaret cubano con el espectáculo de Totó Noriega, ‘Mambo Club’

  • Con todas las entradas vendidas, el percusionista rinde un homenaje de dos horas a las míticas salas de La Habana de la década de los cincuenta

El percusionista cubano Totó Noriega repone en el escenario del Edificio Miller del Parque de Santa Catalina, los días 4 y 5 de agosto, a las 20:30 horas, su espectáculo ‘Mambo Club’, un homenaje de casi dos horas de duración a los grandes cabarets de la década de los 50 del pasado siglo como el Copa Room, el Habana Riviera, el Parisien o el Tropicana. Noriega regresa al Miller con todas las localidades vendidas dentro del programa ‘Puertos Sonoros’ que impulsa la iniciativa Cultura en Acción de la Sociedad de Promoción del Ayuntamiento capitalino.

El reconocido percusionista Totó Noriega, natural de San Antonio de Los Baños, en Cuba, nos traslada a la noche cubana, donde el repertorio y la danza contemplado en este espectáculo formulan un recorrido por la música, historia, distintos palos e impronta en la cultura de Cuba. Entre esas canciones no suele faltar un cuadro negro, representación de los Orishas, que es la sincretización de la cultura yoruba y el catolicismo.

Noriega, que reside desde hace dos décadas en Gran Canaria y ha participado en infinidad de proyectos musicales nacionales e internacionales a lo largo de su carrera, señala que ‘Mambo Club’, que recurre a un elenco integrado por una veintena de personas sobre el escenario, entre bailarines y los diez músicos de la banda, está integrado por varios cuadros coreográficos de estilo tradicional y contemporáneo. Dividido en tres bloques, el campesino, el folclórico popular y el contemporáneo, ‘Mambo Club’ surge en 2020.

Noriega trabaja inicialmente como músico junto al tresero Pancho Amat, de cuya banda forma parte durante seis años y con quien recorre la isla y realiza varias giras mundiales. En esta época graba y colabora con importantes artistas cubanos, como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, El Cigala, Las Hermanas Fáez, Javier Colina, Pavel Urkiza y un largo etcétera.

En 2004 llega a Canarias, donde se asienta y descubre la música isleña, con muchas influencias de su país, pero que le enriquecen con nuevos ritmos y sonidos. Allí forma parte de bandas de los más importantes artistas canarios, como José Antonio Ramos, Taburiente, Mestisay o Germán López entre otros.

Paralelamente forma su propia banda con músicos cubanos y canarios, donde recupera el son más tradicional de Cuba y sus variables musicales, convirtiéndose en una referencia mundial de la música cubana, trabajando con artistas en esta época como Omara Portuondo, Albita, Eva Ayllón. Hace incluso incursiones en el mundo de la música clásica como colaborador de la Orquesta Sinfónica de Tenerife y la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria.

Director musical en Europa y Asia de la banda que acompaña a la trompetista Maite Hontelé, realiza múltiples conciertos en algunos de los festivales de música latina más importantes del mundo, así como en el circuito de World Music.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad