El joven y precoz organista francés Thomas Ospital ofrece un concierto en el Auditorio de Tenerife

El intérprete, que con 25 años logró ser titular del gran órgano de la iglesia Saint-Eustache de París, tocará el domingo [día 31] a las 12:00 horas

El ciclo Nova Ars Organorum del Festival Internacional de Música Antigua de Tenerife (Fimante) trae en concierto al joven y precoz músico Thomas Ospital para dar vida al órgano del Auditorio de Tenerife, único en el mundo. Una suculenta degustación del atractivo mundo organístico francés es el título del programa, con obras de Ravel, Duruflé y Vierne, que el organista ejecutará el domingo [día 31] en la Sala Sinfónica a las 12:00 horas.

Nacido en 1990 en el país vasco francés, Thomas Ospital tuvo su primer contacto con el órgano gracias al párroco de la iglesia de su pueblo, a la que acudía para acompañar a su padre. Tras este primer acercamiento, comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio de Bayona con Esteban Landart, para luego estudiar en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París con profesores como Olivier Latry, Michel Bouvard, Thierry Escaich, Philippe Lefebvre, Laszlo Fassang, Isabelle Duha, Pierre Pincemaille y Jean-François Zygel.

Terminó la carrera obteniendo cinco Primeros Premios en las clases de órgano, improvisación, armonía, contrapunto y fuga. Desde entonces ha ganado numerosos premios en concursos internacionales como el de Zaragoza, Chartres, Toulouse y Angers. En 2015, con 25 años, fue nombrado por concurso público titular del gran órgano de la iglesia Saint-Eustache de París. En 2016 fue invitado por la Radio Nacional Francesa a ser el primer organista en residencia del nuevo instrumento Grenzing.

Desde 2017 es profesor de armonía para teclado en el Conservatorio Nacional Superior de Música de París. Su actividad de concertista le lleva a ofrecer recitales por todo el mundo como solista o con orquesta sinfónica. Ha grabado dos discos, uno con obras de Franz Liszt y el otro con repertorio de Bach y Thierry Escaich.

La directora artística de Nova Ars Organorum, la musicóloga Rosario Álvarez, explica que «a menudo lamentamos que Maurice Ravel no haya dejado obras para órgano pero es que, sin duda, los órganos de su época, aún muy influidos por los instrumentos sinfónicos, no convenían a su lenguaje cincelado». Afortunadamente, las transcripciones permiten imaginar lo que podría haber sido «el encuentro con este colorista y único rey de los instrumentos».

Por otra parte, Maurice Duruflé es el compositor y organista más representativo de esta tendencia llamada impresionismo. «Su lenguaje está tomado tanto del canto gregoriano como del universo tan francés sublimado por Maurice Ravel y Claude Debussy», analiza la directora del ciclo. Finalmente, Rosario Álvarez cuenta que «en Louis Vierne se encuentra la herencia evidente de los grandes románticos en la utilización de la forma sinfonía pero, eso sí, trabajada con un lenguaje propio y personal». Su obra está profundamente vinculada con el gran órgano de Notre Dame de París, del que fue titular hasta su muerte.

El Auditorio de Tenerife cuenta con un gran instrumento de gran versatilidad alojado en las paredes de su Sala Sinfónica: un órgano del siglo XXI de 3.835 tubos, único en el mundo por sus registros y medios técnicos. La responsable del ciclo Nova Ars Organorum, que asesoró en el proceso de construcción del colosal órgano, una obra que llevó 22.000 horas de trabajo al experto Albert Blancafort y su equipo, reconoce que «es un orgullo tener en la isla un instrumento de esta categoría y de una capacidad sonora superior».

Las entradas pueden adquirirse en los canales de Auditorio de Tenerife, en taquilla de 10:00 a 19:30 horas, de lunes a sábado excepto festivos, a través de www.auditoriodetenerife.com  o por teléfono en el 902 317 327. Están disponibles los descuentos habituales más los recientemente incorporados para grupos.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad