El Gobierno logra que Gran Canaria sea sede del Consejo Nacional de Patrimonio Histórico en 2017

La consejera Mariate Lorenzo valora las buenas expectativas que se abren con este encuentro para que Risco Caído sea propuesto, por parte del Estado, para su declaración por la Unesco como Patrimonio Mundial.

La isla de Gran Canaria será la próxima sede donde se celebre el Consejo Nacional de Patrimonio Histórico, instrumento de colaboración entre la Administración del Estado y las Comunidades Autónomas, que tiene como finalidad esencial facilitar la comunicación y el intercambio de programas de actuación e información relativos al Patrimonio Cultural Español. Esta decisión fue tomada a instancia del director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, en representación del Gobierno de Canarias en la 79ª reunión de este órgano, que se celebra hasta hoy viernes en el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer en Avilés (Asturias), bajo el tema monográfico ‘La función social del patrimonio’.

Miguel Ángel Clavijo mostró su satisfacción por la buena acogida de esta propuesta, ya que será relevante para informar y dar a conocer el trabajo de las distintas administraciones canarias en el ámbito del patrimonio cultural, además de facilitar la difusión ‘in situ’ del proyecto de ‘Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria’, incluido en la Lista Indicativa Española de Patrimonio Mundial, paso previo indispensable para que el Estado español pueda presentar el expediente a la UNESCO para su declaración, en su caso, como Patrimonio Mundial, en una candidatura impulsada por el Cabildo de Gran Canaria, asumida por el Gobierno Autónomo.

La consejera de Turismo Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Mariate Lorenzo, valoró en este sentido las buenas expectativa que se abren con esta próxima reunión del Consejo en Gran Canaria, en marzo de 2017, para que Risco Caído y los espacios sagrados de montaña de Gran Canaria sea propuesto por parte del Estado español para que la Unesco la tenga en cuenta para su declaración como Patrimonio Mundial.

En otro orden de cosas, en los dos días de reunión del Consejo Nacional de Patrimonio Histórico se abordó, entre otras cuestiones, el Plan ‘Museos mas sociales’, así como la función social del patrimonio con el epígrafe ‘Ciudades + humanas, Patrimonio + social’, con propuestas para el uso del patrimonio urbano como herramienta de integración social.

En este contexto, el Gobierno de Canarias informó sobre la celebración del I Congreso de Museos de Canarias, que se desarrollará los días 25, 26 y 27 de noviembre en La Orotava, Tenerife, cuyos principales objetivos son el conocimiento del estado actual de los museos, sus perspectivas, así como crear redes colaborativas entre todos los centros en Canarias, teniendo como ejes del encuentro la Participación y la Sostenibilidad de estos espacios culturales, sus particularidades y objetivos para afrontar retos, en cuanto a su relevancia social y a su viabilidad a corto y medio plazo.

Otra de las cuestiones a destacar en los puntos tratados han sido las buenas prácticas presentadas por diversas Comunidades Autónomas sobre la protección del patrimonio subacuático,  y que la Secretaria de Patrimonio Cultural Subacuático de la UNESCO podría incluir en el nuevo procedimiento de Registro de Buenas Practicas en materia de protección, conservación y difusión del Patrimonio Cultural Subacuático en el que trabaja.

El Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Patrimonio Cultural, informó al Consejo Nacional sobre el acuerdo de cooperación alcanzado recientemente con el Seprona, para promover la intensidad de la vigilancia de las costas de las islas, al objeto de disuadir y evitar el expolio del rico patrimonio subacuático que atesoran nuestros fondos marinos.

Esta campaña, a juicio del director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo, se hace necesaria, «siendo conscientes de la fragilidad y de la responsabilidad que debemos mostrar en su preservación. Hemos planteado una reflexión general sobre las líneas básicas de actuación que deben llevarse a cabo para adoptar una política eficaz de protección. En esta línea, es imprescindible el establecimiento de una serie de medidas que permitan aportar unas pautas de control más efectivas sobre el conjunto de bienes materiales sumergidos a lo largo y ancho del litoral de nuestro archipiélago».

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad