El fotógrafo Tomás Correa imparte un taller para adolescentes alrededor de la consagración del sefie como recurso de interacción social

  • A partir de día 16, organizado por Gran Canaria Espacio Digital, con la finalidad de que descubran las posibilidades que ofrece este medio para expresar sus capacidades

 

Las Palmas de Gran Canaria, 13 de julio de 2016.- Su elección como la ‘palabra del año’ en 2013 por el paradigmático diccionario Oxford demostró que selfie iba camino de convertirse en término indispensable para la era de la tecnología móvil. Esos autorretratos instantáneos, a un brazo de distancia, que la mitad de la humanidad toma con los teléfonos inteligentes y comparte en las redes sociales han rebasado el estatus de moda pasajera para convertirse en síntomas estables, sobre todo en las generaciones más jóvenes.

El fotógrafo Tomás Correa dirige del 16 al 20 de julio en las dependencias de Gran Canaria Espacio Digital un taller orientado a jóvenes entre 13 y 16 años con el pretexto del selfie como argumento de la iniciativa. El taller citado, que se desarrolla de 10.00 a 13.00 horas, propone una vía para que los jóvenes se conozcan mejor a través de la fotografía y descubran asimismo las posibilidades que ofrece este medio para expresar sus capacidades, más allá del mero recurso del selfie.

Como señala el fotógrafo Tomás Correa, “nos encontramos en la era digital, donde las imágenes juegan un importante papel, porque lo que mostramos al mundo habla de nosotros. Por tanto se hace necesario tomar conciencia de la imagen que proyectamos en internet con nuestras fotos”. Según el creador, “el sefie es uno de los tipos de fotografía que más prolifera en la actualidad en las redes, en especial, entre los adolescentes, porque se trata de un método efectivo de mostrar una imagen de nosotros mismos que nos ayuda a encontrar un lugar en la sociedad global”. Para Correa este recurso viene a instalarse en un momento crítico de la vida de los adolescentes, en el que la búsqueda de la identidad juega un papel muy notable.

Algunos analistas aseguran que estamos ante un género visual amateur, cuya avasallante popularidad ha cambiado aspectos de la interacción social. Según el crítico de arte norteamericano Jerry Saltz, el selfie, si bien está rodeado de signos informales, nunca es accidental: implica un proceso de aprobación y juicio previo por parte de quien lo pone a circular. Para la novelista Tara Burton, se trata de la variante democrática del dandismo decimonónico, un “dandismo igualitario” en el que la tecnología consagra la posibilidad del artificio puro.

Después de la década de los noventa del pasado siglo Tomás Correa completa su formación como fotógrafo en Berlín y Londres. Finalista en ‘Descubrimientos’ de Photoespaña 2010, ha expuesto en diversas salas y centros de arte de España y Portugal. Ha participado en varias iniciativas colectivas como en la exposición ‘Islas del Mundo’ o en la muestra ‘Talent latent’, y su trabajo ha merecido distintos reconocimientos: Premio a la Mejor Serie ‘Septenio 2010’ del Gobierno de Canarias, Premio en dos ocasiones a la mejor serie ‘Gran Canaria – Fotografía Digital’ del Cabildo de Gran Canaria y ganador del concurso Nuevos Talentos en el marco de los Encuentros Fotográficos de Gijón con el proyecto ‘Miedo al aire’.

Desde el año 2011 hasta la actualidad ha dedicado gran parte de su tiempo a la formación en el ámbito de la fotografía, tanto en Berlín, ciudad en la que ha residido hasta hace unos meses, como en Madrid, Barcelona y las Islas Canarias.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad