El escritor Sergio del Molino revisa en la Casa-Museo Pérez Galdós los entresijos de su obra, que transita entre la novela y la crónica documental

·        El día 4 de abril, a las 19.00 horas, dentro del ciclo ‘Escritores y escritoras en la Casa-Museo’ y en el marco de la programación ‘Abril-Libro’ impulsada por el Cabildo grancanario

Las Palmas de Gran Canaria, 3 de abril de 2019.- El autor de ‘Lugares fuera de sitio’, ‘La hora violeta’ y ‘La España vacía’, el madrileño Sergio del Molino, presenta sus credenciales literarias el día 4 de abril, en la Casa-Museo Pérez Galdós,  en un encuentro abierto al público que dará comienzo a las 19.00 horas, que se desarrolla en el marco del ciclo denominado ‘Escritores y escritoras en la Casa-Museo’.

Considerado como uno de los autores más destacados de la segunda década del siglo pasado en el panorama literario español, la obra de Del Molino transita de la novela al ensayo, la crónica y una mirada necesaria hacia las historias en aquellos espacios donde poco se han buscado. Identificado como rebelde o provocador, auto-definido como un nihilista que no es capaz de defender lo gregario, en la literatura del escritor y ensayista madrileño, a partir de ‘La hora violeta’, se produce una experiencia nuclear que afecta gravemente al autor y da pie a una narración radial, con saltos temporales y digresiones. Se diría que sus obras propician su propia estructura ensamblando recuerdos y reflexiones, articulándose a impulsos de una prosa que aprovecha su necesidad para la construcción de un sentido. Seguramente este procedimiento le viene a Sergio del Molino de su frecuentación del reportaje periodístico y del buen uso que hace de un recurso que se adapta de maravilla a la materia no ficcional que sustenta su literatura.

Sergio del Molino (Madrid, 1979), que ha firmado en los últimos años novelas y ensayos que le han posicionado en primera línea de los escaparates de las librerías, departirá en este encuentro con el público sobre algunas de las claves literarias que han marcado su carrera. La cita se incluye en el amplio programa de actividades ‘Abril-Libro’ previstos por la Consejería de Cultura del Cabildo grancanario con motivo de la celebración del Día Mundial del Libro, que se celebra el próximo 23 (si bien los actos previstos por los diferentes centros culturales de la Corporación insular se prolongarán durante todo el presente mes de abril).

El currículum de Sergio del Molino abruma en estos últimos años. Periodista primero (ex redactor del Heraldo de Aragón), se destapó como autor de éxito con ‘La hora violeta’ (2013), Premio Ojo Crítico y Tigre Juan, entre otros. Un título por el que la revista El Cultural le incluyó en su relación de doce novelistas españoles menores de cuarenta años con más futuro, y que también es un relato de intenso dolor sobre la enfermedad y muerte de su hijo Pablo, enfermo de leucemia. Nunca, en todo caso y según el propio escritor, un ejercicio terapéutico: Del Molino quiso con este libro dominar el dolor antes de que sucediera lo contrario.

Un año antes, en 2012, publicó ‘No habrá más enemigo’, que ya fue finalista del Premio Francisco Casavella: un provocador thriller urbano de historias entrelazadas, personajes extremos y, también, dolor. La crítica reconoció el talento de Del Molino a la hora de confeccionar su obra de debut en la suerte de la novela. No así en otros géneros: su primera publicación fue la colección de relatos breves ‘Malas influencias’ (2009), inmediatamente seguida del ensayo ‘Soldados en el jardín de la paz’, en torno a la colonia alemana residente en Zaragoza. En 2011 se editó ‘El restaurante favorito de Nina Hagen’, colección de crónicas periodísticas desde una perspectiva muy personal. Este último es un título clave para conectar el recorrido periodístico del autor con su vocación literaria. En algo más que el estilo.

Tras ‘La hora violeta’ Sergio del Molino encaró -y publicó- ‘Lo que a nadie le importa’ (2014): una historia que parte de la última frase de un octogenario moribundo, que rompe con ese acto un silencio de décadas. La herencia impuesta, precisamente, fue el distintivo que le concedió la crítica al tema inspirador de una novela íntima, familiar y que mezcla el presente con el Madrid de la posguerra y su devenir posterior. Desde el surgimiento de El Corte Inglés como imperio comercial hasta Celia Gámez. Este título repasa un fragmento de la historia de España donde los silencios fueron importantes.

Del Molino retomó el ensayo en 2016 con la celebrada ‘La España vacía’ (2016), un enunciado que ha adquirido notoriedad en los últimos tiempos para visibilizar el desequilibrio demográfico en la geografía estatal. El libro fue designado como uno de los mejores del año por Babelia, además de obtener el Premio de los Libreros de Madrid al Mejor Ensayo y el Premio Cálamo al Libro del Año. El autor recupera su instinto de cronista para visitar la España profunda y despoblada: es un libro de pueblos venidos a menos, pero también de carretera y eriales, y de las personas que los habitan.

Como autor de literatura, Sergio del Molino aún ha tenido un mayor recorrido con ‘La mirada de los peces’ (2017): un retorno a su adolescencia, autobiográfico y que alude al recuerdo de un profesor de filosofía que planeó su propio suicidio. En esta obra, el escritor fuerza los límites de la novela. Memoria y culpa se combinan en esa mirada al pasado, en el que el azar también es relevante.

En 2018 Sergio del Molino ha firmado ‘En el país del Bidasoa’, en el que repasa los paisajes de Baroja (los vividos y los contados por el autor de ‘El árbol de la Ciencia’). “Cada vez que vuelvo al País de Baroja siento que ya no lo miro tanto con mis ojos como con los suyos”, escribe Del Molino en su reciente trabajo.

También en 2018 se publica ‘Lugares fuera de sitio’, Premio Espasa del año, en el que el escritor retorna al imaginario de ‘La España vacía’. En esta ocasión, su crónica se pasea por Gibraltar, Melilla, Ceuta, Olivenza, Rihonor de Castilla, Llívia, Andorra, el Condado de Treviño, Valle de Villaverde, Rincón de Ademuz y Petilla de Aragón. Este nuevo ejercicio para explorar los límites del territorio, las distancias y las poblaciones despobladas es el último libro de Sergio del Molino: también la recuperación de la fórmula periodística bajo la que elaboró sus reportajes de lo rural y las historias descubiertas en espacios donde poco fueron buscadas antes.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad