El Círculo de Bellas Artes precisa de 800.000 euros para abrir sus puertas

Urbanismo cerró el Centro al tachar de “clandestinas” las actividades que se estaban llevando a cabo

Noé Ramón

Un cartel situado en la fachada del Círculo de Bellas Artes en la calle del Castillo de Santa Cruz explica las razones, o mejor aún las sinrazones, por las que cerró sus puertas hace algunos meses. Un vecino denunció ruidos y molestias y a partir de aquí la Gerencia de Urbanismo actuó decretando el cese de su actividad cultural que llega a calificar de “clandestina”.

Ahora es precisa una inversión de alrededor de 800.000 euros para adaptar el edificio a la Ley de Actividades Clasificadas. Proceso administrativo que requiere la ejecución de diversas obras y que posiblemente no culminará hasta dentro de unos meses.

Mientras, la ciudad se queda sin uno de los escasos espacios de calidad dedicados al mundo del arte. Pero poco o nada pueden hacer socios y la directiva dada las limitaciones que impone la actual legislación que data de 2015 y los incumplimientos en los que incurre el centenario edificio.

Para empeorar aún más la situación el cierre del inmueble implica que no se pueda disponer de más recursos con los que hacer posible la reapertura por parte de una sociedad que nunca ha tenido ánimo de lucro. Su único interés ha sido el de ofrecer a la ciudad una actividad cultural continua y de importancia, tal y como se ha demostrado sobradamente.

La solución que parece más viable en estos momentos es la firma de un convenio entre el Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz. Iniciativa que no se acaba de concretar, en parte a raíz del cambio de legislatura y de responsables al frente de cada una de estas dos instituciones.

Los usuarios, socios y directivos no acaban de comprender qué molestias ocasionaba un centro que cerraba sus puertas a las nueve de la noche, excepto algún caso muy puntual, que lo hacía a las once, como muy tarde. Ahora el reto es terminar de elaborar el correspondiente proyecto y obtener la inversión necesaria. Por ello, nadie se atreve a adelantar una fecha en la que sea posible llevar a cabo la reapertura.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad