El Cabildo y el comité de huelga llegan a un acuerdo y se desconvoca la huelga de la Orquesta Filarmónica

La Orquesta Filarmónica de Gran Canaria desconvocó ayer la huelga iniciada el pasado viernes 16 de septiembre, al llegar a un acuerdo con el Cabildo, según informa el diario La Provincia.

El acuerdo satisface las demandas planteadas por los trabajadores, relativas a incumplimientos del convenio colectivo en materia de selección de personal e ingreso de nuevos músicos, y otras cuestiones ligadas a la plaza de ayudante de producción, planes de trabajo, vestuario, y abono de complementos y pluses.

Ayer fue posible sellar una paz laboral que “hasta el pasado martes parecía imposible, y que al final con la voluntad de todos se ha podido resolver”, en palabras del consejero insular Carlos Ruiz, y que permite inaugurar sin mayor contratiempo, salvo un cambio en el programa, la temporada de conciertos de abono 2016/2017. Con un acuerdo que ayer tarde fue calificado por “satisfactorio” por ambas partes, y también rubricado por el portavoz del comité de huelga y vicepresidente del comité de empresa, David Lacruz, el director insular de Cultura, Oswaldo Guerra, y el gerente de la OFGC, Juan Mendoza, se formaliza un pacto en ocho puntos, donde el consenso en los tres primeros ha sido determinante para que los músicos regresen a la normalidad, queden sin efecto las jornadas de paro, la de hoy viernes, el 30 de septiembre y 7 de octubre, y pasar página a un enfrentamiento de casi dos meses.

“Donde habían discrepancias se han solucionado, otros aspectos globales los damos por solucionados o en vías de solucionarse”, aseguró ayer Carlos Ruiz. Un manifiesto que previamente fue ratificado en asamblea por los músicos y que pone fin a un conflicto que se cobró el previso de huelga a finales de julio pasado.

Queda resuelta la polémica por la contratación de la violín tutti, a la que se le aplica un contrato temporal de un año, y cuya continuidad como personal fijo dependerá de la evaluación, en este caso de la sección de cuerdas. Según el documento firmado ayer, “el acceso de los profesores músicos a la plantilla de la Orquesta como personal indefinido se producirá a través del artículo 9 del convenio colectivo”. Además, cualquier acción judicial que se emprenda ante la finalización de los contratos temporales “no comportará la consolidación del puesto”. Una medida que afecta a los contratos en vigor y futuros. De igual manera, las contrataciones de personal serán indefinidas con un período de prueba de seis meses, con las evaluaciones que estipula el convenio. De igual manera, se regulan el complemento por incapacidad temporal, la amortización de plazas, caso del ayudante de producción, plan de trabajo, vestuario y otras cuestiones objeto de negociación escalonada. “Todo se solucionó de inmediato”, subrayó ayer Lacruz respecto a un acercamiento de posturas que en su opinión ha costado “muchísimo esfuerzo por parte de los trabajadores y el Cabildo y que es beneficioso para la Fundación”. “Podemos trabajar y tocar, que es lo que queremos hacer”, dijo.

El portavoz del comité avanzó que “hay flecos que no están cerrados todavía ya que dependen de Recursos Humanos del Cabildo, pero entendemos la buena voluntad del Cabildo para solucionarlo. La mayoría de los puntos estan reconducidos, y el Cabildo va a respetar el convenio colectivo”.

En este sentido, Carlos Ruiz, señaló que “en algunos temas como es la amortización de la plazas tendremos que reunirnos”, dejando claro que lo prioritario era “salvar el inicio de la temporada”, y evitar medidas drásticas como el anuncio de un cierre patronal de la Orquesta durante la huelga, tal como decidió el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y que finalmente no se llevó a efecto.

El propio Morales quiso ayer valorar la normalización de la actividad de la Orquesta y que hoy se pueda celebrar el concierto inaugural con Günter Herbig en la dirección. “No debíamos de haber dado lugar a esta huelga por el riesgo que supone de cara al prestigio de la Orquesta que cuesta siete millones de euros y es una fuerte apuesta económica”. En su opinión, la OFGC “debe de popularizarse en la Isla, llegar a todos los municipios”, dijo el presidente acerca de rentabilizar la inversión del Cabildo.

Salvado el conflicto laboral, ahora queda el frente artístico con un concierto inaugural que hubo de prescindir de la Primera de Mahler en favor de la Séptima de Beethoven, y la Sinfonía nº 4 ‘Trágica’ de Schubert. Sobre la respuesta de abonados y público hoy viernes en el Auditorio, David Lacruz señaló que “hicimos una convocatora silenciosa [el sábado 17 ante el Alfredo Kraus] , y nos sentimos muy apoyados, al igual que en las redes sociales, no se lo que puede pasar mañana [por hoy] , y nos gustaría que el público nos reciba como se merece la Orquesta”. Un mensaje que respaldó Carlos Ruiz: “Ya que por las dos partes hemos hecho un esfuerzo para que la temporada empezara, los abonados deberían ponerlo en valor”.

FUENTE.- La Provincia

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad