El Cabildo no descarta un cierre tamporal ante el conflicto laboral en la Fundación Orquesta Filarmónica

El conflicto laboral en la Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria (FOFGC) parece haber entrado en un callejón sin salida. Informa Canarias7 que tras el preaviso de huelga para el inicio de temporada, la productora de Morera Sinfónico aplazó los dos conciertos y el Cabildo baraja cerrar temporalmente la Orquesta por incumplir los objetivos fijados.

Fuentes de la Corporación insular aseguraron ayer que el Cabildo de Gran Canaria –institución que sostiene económicamente a la Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria– baraja el cierre temporal de la misma. La decisión, que aún no está tomada, serviría a la Corporación para encarrilar el conflicto colectivo que parece haber encallado en un punto muerto, pues los trabajadores siguen exigiendo el despido de una violinista contratada, según ellos, al margen de los procesos selectivos que marca el convenio colectivo.

«Estamos en un Estado de Derecho y, a pesar de los recortes del PP y las reformas laborales,  el derecho a la huelga, afortunadamente, está vigente. [Los músicos] son unos trabajadores que están ejerciendo este derecho, pero, de la misma manera, esta empresa, la Filarmónica, que usted saben que cuesta casi 7 millones de euros a los ciudadanos de esta Isla, tiene que ser responsable a la hora de exigir el cumplimiento de todos los acuerdos», recordó ayer el presidente del cabildo, AntonioMorales, tal y como publica el medio antes citado.

Según Morales, hay «diferentes posiciones», pero «nosotros nunca hemos dejado de negociar. Yo me he reunido también con el comité, hace unos meses», afirmó.  Eso sí, advirtió, «lo que no va a aceptar nunca el Cabildo de Gran Canaria es que las decisiones no las tomen los cargos electos, el Gobierno de la Isla. Los ciudadanos nos han dado responsabilidad de hacer un gobierno para todos. Por lo tanto, ellos tienen derecho a plantear la huelga y nosotros el derecho a plantear nuestra propuesta como Gobierno de la Isla».

Negociación.  Morales señaló que los trabajadores de la FOFGC «están legitimados, pero esa legitimación nos condiciona en el ámbito real, no en el de las presiones que se puedan ejercer sobre las decisiones que el Cabildo cree que debe tomar para defender el interés general», prosiguió el presidente del Cabildo. «Son dos cosas distintas».

Fuente: Canarias7

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad