El Cabildo de Fuerteventura renuncia al proyecto de Chillida para Tindaya

El Cabildo de Fuerteventura renuncia al proyecto del escultor Eduardo Chillida para Tindaya. El nuevo equipo de Gobierno, formado por PSOE-NC-Podemos, ha decidido no seguir adelante con el vaciado parcial de esta montaña situada en el norte de la isla para convertirla en un gran monumento a la tolerancia del artista.

En una información recogida por Canarias 7, el consejero insular de Cultura y Patrimonio Histórico, Andrés Briansó (Podemos), ha expresado que su objetivo es reforzar la protección de Tindaya y «defender los valores naturales y culturales» de este espacio majorero.

Mientras ha estado en el Cabildo, Coalición Canaria ha defendido la propuesta del escultor vasco, una postura que también ha compartidoun sector del PSOE durante los años que formó Gobierno con este partido en la institución insular.

Ahora, tras la moción de censura a Lola García (CC) y días después de tomar posesión, el partido socialista ha renunciado a este proyecto monumental, una decisión que siempre ha respaldado Podemos, cuyo consejero ha tildado de «sinrazón» el hecho de continuar adelante con un proyecto cuando su artífice lleva años muerto.

La familia del artista había cedido los derechos de la montaña mágica en 2015 con una serie de condiciones, entre las que se encontraba la creación de una Fundación en la que estarán representados los herederos del escultor, el Gobierno de Canarias y el Cabildo.

El hijo del escultor, Luis Chillida, ha afirmado a ABC que, de momento, «nadie se ha puesto en contacto con ellos, no hemos mantenido ninguna reunión». «Estábamos a la espera de lo que se pudiera suceder con la nueva legislatura -ha continuado-, pero hasta que no sea no vamos a hacer ninguna declaración».

Siempre polémico

Nacido en 1985 para representar el verso de Jorge Guillén «lo profundo es el aire», el proyecto de Eduardo Chillida era vaciar la montaña y habilitar en su interior una sala cúbica con un túnel de acceso a media ladera y dos chimeneas verticales que dieran iluminación. Aprobado en octubre de 1998 por el Gobierno canario de ese momento, desde entonces ha sido cuestionado siempre por los sectores ecologistas y políticos de la isla.

En 2014, tras una sentencia que obligaba a tomar medidas de protección del patrimonio arqueológico existente en Tindaya, se delimitó a petición del Cabildo el perímetro del bien de interés cultural (BIC), pero restringido a una mínima parte de la montaña, en concreto los grabados de la cima.

De acuerdo con Efe, esta delimitación fue impugnada ante los tribunalesmediante un contencioso interpuesto por Ben Magec-Ecologistas en Acción, que todavía está a la espera de sentencia. Los ecologistas consideraban que la declaración se hizo «de manera tendenciosa, para desproteger la mayor parte de la montaña y dar cabida a la obra de Chillida».

Ben Magec-Ecologistas en Acción ha emitido un comunicado para celebrar la decisión de la corporación. No obstante, según Efe, la federación cree que es necesario de manera urgente proceder a la redelimitación del BIC, para que acoja la totalidad de la montaña y el conjunto de manifestaciones culturales que a día de hoy se encuentran desprotegidas.

Futuro de la montaña

El Cabildo todavía no ha decidido qué hacer tras la paralización: «O no hacemos nada y lo dejamos tal como está, sin impulsar su continuación, o se apuesta por una renuncia de una manera más activa, tomando las medidas administrativas precisas para ello», en palabras de Briansó. De momento, la corporación está centrada en articular un proyecto para abrir a las visitas las estaciones rupestres con grabados podomorfos de época preeuropea que conserva.

Briansó también ha manifestado la idea de modificar la Casa Alta de Tindaya (una antigua construcción cercana a la montaña que se inauguró, una vez rehabilitada, para poner en valor y publicitar el proyecto del escultor vasco) y reabrirla convertida en un centro de visitantes que «refleje los valores culturales, arqueológicos y naturales de la montaña».

Asimismo, la corporación idea crear un parque arqueológico en la zona y hacer visitable la montaña a través de un sendero para que, de manerarespetuosa y de forma guiada, pequeños grupos puedan visitar los podomorfos, después de que hace unos años las visitas a la montaña tuvieran que prohibirse.

«Las visitas incontroladas y los expolios han hecho una serie de daños que hay que atender y dejarnos ya de la famosa obra de Chillida», ha manifestado Briansó.

—-
Fuente: 

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-psoe-y-podemos-acaban-sueno-chillida-tindaya-201909061302_noticia.html

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad