Un salinero trabajando en las salinas de Arinaga

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad