EEUU demanda a Facebook para que se desprenda de Instagram y WhatsApp

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC), junto a fiscales de 46 estados, ha presentado este miércoles una demanda contra Facebook para que el juez la condene a deshacerse de los activos de Instagram y WhatsApp.

En la demandan, que han presentado ante un tribunal de Washington, acusan a Facebook de mantener “ilegalmente” su posición de “monopolio” en el sector de las redes sociales mediante una serie de conductas anticompetitivas, valiéndose de la adquisición de rivales como Instagram y WhatsApp en 2012 y 2014, respectivamente.

“Este curso de conducta daña la competencia, deja a los consumidores con pocas opciones para sus redes sociales personales y priva a los anunciantes de los beneficios de la competencia”, ha subrayado la FTC en un comunicado.

Desinversiones de activos o reestructuraciones de negocio

Asimismo, la FTC y los estados demandantes esperan que Facebook no pueda imponer “condiciones anticompetitivas” a los desarrolladores de ‘software’ y que la empresa tenga que recabar la aprobación previa para cualquier fusión o adquisición futura.

“Las redes sociales son centrales para las vidas de millones de estadounidenses. Las acciones de Facebook atrincherar y mantener su monopolio niega a los consumidores el beneficio de la competencia. Nuestro objetivo es dar marcha atrás a la conducta anticompetitiva de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación y la libre competencia puedan aflorar“, ha asegurado de la Oficina de Competencia de la FTC, Ian Conner.

Según la acusación, Facebook decidió comprar Instagram para aprovechar el cambio de preferencias hacia la compartición de fotos y el auge de los ‘smartphones’ en lugar de competir con ella. Asimismo, en 2014 la empresa acordó comprar WhatsApp ante el riesgo de que el servicio de mensajería instantánea para neutralizar su futura competencia y para elevar una barrera de entrada, ya que cualquier otra aplicación tendría difícil ganar la escala que había logrado WhatsApp.

Prácticas anticompetitivas

Asimismo, la FTC y los fiscales acusan a Facebook de haber realizado prácticas anticompetitivas al haber restringido el acceso a su interfaz de programación (API) a aquellos desarrolladores y empresas que se comprometieran a no crear funcionales que compitieran con Facebook.

“Estamos revisando las acusaciones y pronto tendremos algo más que decir. Años después de que la propia FTC aceptara nuestras adquisiciones, el Gobierno ahora quiere enmendarlas sin tener en cuenta el impacto que tendría ese precedente en la comunidad empresarial o en la gente que elige usar nuestros productos cada día“, ha asegurado la empresa en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter.

En julio del año pasado, la propia FTC junto con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) impusieron sendas multas de 5.000 y 100 millones de dólares (4.141,5 y 82,8 millones de euros) a Facebook por el caso Cambridge Analytica.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad