Dos operarias de limpieza de la capital abordan en la Biblioteca Insular el filme ‘Una palabra tuya’, de González-Sinde, en el marco del ciclo ‘Directoras’

  • El día 15 de noviembre, a las 19.00 horas, las trabajadoras, el cineasta Carlos Reyes Lima y el público analizan la cinta basada en una novela de Elvira Lindo, que relata el difícil salto a la madurez en dos mujeres que trabajan como barrenderas

 

Las Palmas de Gran Canaria, 13 de noviembre de 2018.- Ni Dolores del Carmen Ramírez es Malena Alterio ni María Dolores Sarmiento es Esperanza Pedreño. Son las dos empleadas de limpieza que trabajan en distintos servicios de la capital que participarán el día 15 de noviembre, en la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria, en el coloquio que seguirá a la proyección del filme ‘Una palabra tuya’ que rodada en 2008  Ángeles González-Sinde, inspirándose en la novela homónima escrita por Elvira Lindo.

La que fue la segunda película dirigida por Sinde se exhibe a las 19.00 horas en el marco del ciclo ‘Directoras’ que coordina Carlos Reyes Lima, guionista y director de cine, impulsado por la Biblioteca Insular con la finalidad de poner en valor la cinematografía llevada a cabo por mujeres a través de una selección que vincula a la literatura con el cine.

Las dos empleadas, que prestan sus servicios en la Consejería de Educación y en el Servicio Municipal de limpieza del ayuntamiento capitalino, se han leído el libro escrito por Elvira Lindo en 2005 en el que relata las vidas corrientes de Rosario y Milagros, dos barrenderas de Madrid que se conocen desde niñas. Esos dos personajes que la novelista retrata rodeados de crudeza que se transforma de pronto en ternura, nos descubren, con su profunda nobleza humana, sus respectivas encrucijadas morales. A Dolores del Carmen Ramírez y a María Dolores Sarmiento las acompaña en el acto la concejala de Limpieza y Sostenibilidad del ayuntamiento capitalino, Pilar Álvarez.

La película ‘Una palabra tuya’ habla de dos mujeres supervivientes que quieren algo más para sus vidas que lo que les ha tocado en suerte, que luchan por conquistar el amor, la maternidad y lo que quiera que uno crea que le va a dar la felicidad. Sostenida por diálogos frescos e inteligentes en las bocas de Malena Alterio (Rosario) y Esperanza Pedreño (Milagros), la película es una aparente comedia costumbrista devenida en tragedia, un profundo drama sobre la amistad y los giros que da la vida, observado desde la mirada femenina de González-Sinde, que ya ha bebido de las narraciones de Belén Gopegui y Almudena Grandes para otros proyectos suyos.

Antonio de la Torre trabaja en el reparto de ‘Una palabra tuya’ interpretando a Morsa, uno de los pocos personajes masculinos del filme.

El personaje de Malena Alterio siempre está tiernamente cabreado, el personaje de Pedreño está desesperadamente alegre. Milagros no sabe esperar y desde la primera vez que la vemos nos da la sensación de que bordea el peligro, de que anda por el alambre, de que no le importa caerse y también que puede arrastrarnos con ella. Qué miedo da alguien que ha perdido el miedo. A Milagros le ocurre algo que no vemos, lo que nos produce incomodidad, desasosiego, mientras que el drama de Rosario está a la vista de todos y, aunque sea duro asistir al deterioro de su madre, somos capaces de acompañarla en su lucha con el día a día. Ninguna de las dos tiene grandes ambiciones ni grandes sueños, tienen problemas que resolver.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad