Donato Ndongo-Bidyogo habla este martes en la Casa de Colón de la descolonización de Guinea

· El día 26 de abril, a las 20.00 horas, en una conferencia en la que también se referirá a la tibia política del Gobierno con su país, que “ha ido de error en error”

Las Palmas de Gran Canaria, 25 de abril de 2016.- El escritor, periodista y político ecuatoguineano Donato Ndongo-Bidyogo ofrece el día 26 de abril, a las 20.00 horas, en la Casa de Colón, la conferencia titulada ‘Historia y legado de la descolonización española de Guinea’. El que fuera durante diez años delegado de la Agencia EFE en África central y fundador, junto con Severo Moto, del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, es autor de diversos libros de narrativa, ensayo y poesía, y muy importante ha sido su labor dentro de la filología hispánica, donde es considerado un gran experto en la literatura ecuatoguineana en español. Su ‘Antología de la literatura guineana publicada en 1984’ ha sido definida como un hito dentro de su campo.

Ndongo-Bidyogo, que ejerció de 2004 a 2008 como catedrático de la Universidad de Missouri en Columbia (EE.UU), asegura que desde agosto de 1979, cuando Obiang derrocó a Macías y ocupó su sillón con ayuda española, la errática política del Gobierno español con respecto a su país “ha ido de error en error. El primero fue que Adolfo Suárez y Marcelino Oreja, con cierta bisoñez, creyeron que Obiang sería la persona adecuada para pilotar la transición desde la barbarie maciista a un Estado de derecho que promoviera el desarrollo. Prefirieron ignorar que había sido la mano derecha de su tío, y le protegieron, le adularon, e hicieron creer que era "proespañol", cuando -como demuestran los hechos- es el principal ideólogo del antiespañolismo primario que alienta a las autoridades de Malabo”.

A juicio del ecuatoguineano “la característica actual es el entreguismo del Gobierno de España a Obiang. El ministro Miguel Ángel Moratinos hizo cuanto pudo para no contrariar a los gobernantes de Malabo, a riesgo de poner en duda principios proclamados del ideario socialista, como la ética y el respeto de la dignidad de todo ser humano. Nadie entiende que una España democrática apoye con firmeza a un dictador corrupto. No se comprende que quienes predican la abolición de la pena capital en el mundo no condenen el terrorismo de Estado imperante en Malabo, y tarden semanas en expresar su "consternación" ante el fusilamiento de cuatro opositores, una hora después de ser sentenciados en un juicio sin garantías procesales y sin posibilidad de recurso”, señala Ndongo-Bidyogo.

“Nadie entiende por qué no se presiona de manera más efectiva a un dirigente que, poseyendo su país ingentes recursos, mantiene al 85% de su población en la miseria más abyecta”, se pregunta el que fuera nombrado en los años 80 director adjunto del Colegio Mayor Universitario «Nuestra Señora de África», en Madrid.

Según el dirigente y escritor, Occidente permite y consiente a la gran mayoría de dictaduras del continente africano por intereses económicos. “La percepción de los ciudadanos africanos es que esas tiranías cleptómanas no existirían sin la aquiescencia o complicidad de los países occidentales, principales beneficiarios de la situación. Porque, al tiempo que explotan nuestras ingentes materias primas a precios irrisorios, se benefician de la fuga de cerebros y de la barata mano de obra inmigrante; y cuando llegan los tiempos de crisis, sacan de la rebotica todos los rancios mecanismos que limiten la libre circulación de las personas, pero no de los bienes”, denuncia.

“¿Estamos obligados los africanos a soportar eternamente miserias y tiranías? ¿En nombre de qué maldición bíblica o determinismo genético? África debe dejar de ser un problema, en primer lugar, para los propios africanos. Pero no habrá solución mientras no se comprenda que la libertad y el progreso sólo llegarán de la mano de los demócratas africanos. Y para ello es necesario obligar a salir a los tiranos”, señala. “Si se produjese una complicidad entre africanos y occidentales, si los demócratas europeos y americanos se aunaran contra las dictaduras inhumanas de África, las cosas empezarían a cambiar. Nuestras independencias deben ser plenas, no nominales; pero, a tenor de lo vivido en el último medio siglo de relaciones entre Occidente y África, sería preferible que la injerencia extranjera en nuestros asuntos se produjera a favor de los pueblos y no de los tiranosaurios”, subraya.

Ndongo-Bidyogo que ha pronunciado numerosas conferencias en universidades europeas, americanas y africanas, ha escrito ‘Las tinieblas de tu memoria negra’, que permite al autor una visión irónica y mordaz de las contradicciones del régimen colonial; ‘El sueño’, que trata el tema de la emigración africana hacia la opulenta Europa, como consecuencia de la crisis económica y social en que los países africanos se han visto envueltos tras la independencia gracias al neocolonialismo; ‘La travesía’, escrito bajo el seudónimo Abeso Nguema, que trata de la esclavitud, centrándose en la narración desde la captura hasta el cautiverio en la bodega de un buque negrero a la espera de ser trasladados a un destino desconocido; ‘Los poderes de la tempestad’ y ‘El Metro’. Además es autor del ensayo ‘Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial’ (1977) y coautor de ‘España en Guinea’ (1998).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies