Danza en comunidad armoniza pedagogía, investigación y creatividad centradas en el movimiento

La propuesta liderada por Tenerife Danza Lab (TDL) persigue la creación de nuevos públicos mediante la experiencia y la información de calidad

Participan un total de ocho entidades y 'La isla flotante' es la novedad de este año

El Auditorio de Tenerife Adán Martín, centro dependiente del Cabildo, acoge, entre febrero y noviembre, Danza en comunidad dentro de su proyecto didáctico, con el afán de crear afición a la danza y el movimiento mediante la pedagogía y la creatividad de sus talentosos impulsores liderados por Laura Marrero. Participan un total de ocho entidades en una iniciativa que este año presenta Isla Flotante como novedad.

Danza en Comunidad ha sido diseñado para acercar la cultura y las artes a toda la sociedad, focalizándose en colectivos específicos. A través de programas como éste se intenta cumplir con la voluntad de aproximar las artes y los procesos creativos a la sociedad, "ya que tener espectadores más informados implica a la larga ser mejores espectadores", comentan los responsables.

La programación de Danza en Comunidad está a cargo de los integrantes de Tenerife Danza Lab (TDL), un laboratorio de creación -residente en Auditorio de Tenerife- cuyas investigaciones giran en torno al cuerpo y el movimiento. Las diferentes acciones pedagógicas que oferta TDL incluyen, además de Danza en Comunidad, colaboraciones con Quantum Ensemble, talleres para grupos o colectivos específicos, creaciones coreográficas para todos públicos.

Participan un total de ocho entidades: el Centro de Estudios Para Adultos Ofra (CEPA), el  Centro de Integración Social Mercedes Pinto, el Centro de Estudios Para Adultos (Centro Penitenciario Tenerife 2), la Asociación Padre Laraña, la Asociación de Mujeres de Añaza Emprendedoras, la Fundación Canaria de Juventud Ideo – CIEMI Valle Tabares, el Centro Municipal de Día – Albergue de Santa Cruz y el Grupo Amiguitas y Amiguitos – Juntos en la misma dirección.

Cada grupo funciona de forma orgánica y el resultado es la suma de la creatividad de todos, aficionados que en muchas ocasiones deciden continuar los talleres de forma voluntaria y personal. De hecho, declara Laura Marrero, "uno de los objetivos de este año para Danza en Comunidad es continuar trabajando con los colectivos con los que hemos ido trabajando, pero propiciando que el propio colectivo sugiera o invite a otro o a personas independientes que quieran disfrutar de esta experiencia". Durante los meses de Febrero y Marzo los encuentros son en martes, y entre Abril y Noviembre acontecen una mediana de dos veces por semana.

Danza en Comunidad nace de la unión de las tres líneas que trabaja y explora TDL: pedagógica, creativa e investigación. Este proyecto va dirigido a las personas que sientan curiosidad por el movimiento, el cuerpo y la creación artística. Y es que esta acción parte de la premisa de que "todo el mundo tiene derecho a sentir placer con su cuerpo, a responsabilizarse de él y a sentir que se puede expresar en la escena a través de la creación colectiva".

Se trata de un proceso vivo que quiere ofrecer en el exterior todo el caleidoscopio que conforma la danza (desde la creación hasta la pedagogía y la interpretación) y generar en los participantes motivación, alegría y curiosidad. De este modo, se aportará a cada comunidad las herramientas necesarias para trabajar en este campo.

Los puntos claves de la iniciativa son: educación, participación, creación, inclusión, concienciación, metodología, investigación, confianza, buen humor y trabajo "entre todos", sin dejar de lado la alegría y el valor terapéutico del contacto entre los cuerpos.

Según los organizadores, "es fundamental aprender a usar el espacio, el tiempo, el ritmo, el pulso y conocer mi cuerpo y las potencialidades del movimiento, el tacto y la adquisición de confianza". Además, refuerzan con la danza los procesos creativos de distintas comunidades a través de encuentros previos que sirven para explorar las posibilidades de los participantes.

Uno de los lemas de Danza en comunidad es: "Somos un proceso abierto a más caminos… ¡crea el tuyo!". Para eso se trabajan distintos formatos de hacer "visible lo invisible" como flashmob, acciones, intervenciones en espacios públicos, perfomances y actuaciones, adecuados a cada comunidad. Siempre partiendo de la premisa de: "Mi presencia-nuestra presencia, este presente…¿Qué queremos aportar a esta comunidad, a este mundo?"

Danza en comunidad ofrece cuatro programas: Juntos, Tarjeta de Visita, Cita a ciegas y Isla Flotante. Por su lado, Juntos tiene dos formatos: "El espectáculo ya está escrito", un viaje en movimiento pasando por los tres conceptos universales de amor, evolución y fe, en los que se observa las imágenes propuestas por cada colectivo en torno a estos tres conceptos y se hace un viaje poético y energético. El otro es "El espectáculo lo escribimos entre todos" en el que el guión nace de las sesiones con el colectivo y el equipo de Tenerife Danza Lab.

Por su lado, la idea de Tarjeta de Visita es calentar, conectar con el cuerpo y bailar juntos, en una estructura que ya está casi creada, aunque no cerrada. El objetivo es disfrutar, moverse, sentirse vivo y abrirse una posibilidad nueva en un futuro.

En Cita a ciegas se realizan dos procesos creativos simultáneos en el tiempo pero en distintos lugares. El encuentro de los dos colectivos se dará en el ensayo general. Actuarán en el mismo espectáculo pero sólo se habrán visto una vez. Creativamente se trabajará sobre el género: ¿qué es ser hombre? ¿qué es ser mujer? El equipo de Tenerife Danza Lab se convierte en creador de un mismo espectáculo para dos colectivos que no ensayan juntos y en mensajeros de conceptos, ideas y deseos.

Isla Flotante es un nuevo proyecto que tiene como objetivo de unificar personas y colectivos de distintas realidades en un proceso creativo con un resultado final: el espectáculo de danza. Surge tras la experiencia del pasado año con alumnos del Teatro Victoria y el Centro de Estudios para Adultos del María Rosa Alonso. Estas personas comparten todo el proceso creativo y la actuación.

Los proyectos duran entre dos días y tres semanas, pueden participar entre 10 y 50 personas y se necesita un lugar de ensayo, un lugar para la exhibición y un equipo de sonido.

Los responsables de Danza en Comunidad son José Luis Rivero, director de contenidos, Helena Berthelius, coordinadora artística y pedagógica, Laura Marrero, responsable de Danza en Comunidad, Cristina Hernández, actriz y performer, Raquel Jara Domínguez, trabajadora social, bailarina y profesora de hip hop experimental y Carmen Macías, bailarina, profesora y creadora de danza contemporánea.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad