Danza contemporánea y divertidas mentiras, este mes en el Cuyás

·        La compañía Mal Pelo (Premio Nacional de Danza 2009) baila este sábado ‘El quinto invierno’

 ·        Los días 9 y 10, Pepón Nieto, María Barranco, Paco Tous y Angy Fernández protagonizan en el teatro del Cabildo ‘La comedia de las mentiras’, versión de la obra de Plauto dirigida por Pep Antón Gómez y estrenada en la última edición del Festival de Mérida

Las Palmas de Gran Canaria, 1 de febrero de 2018.- El Teatro Cuyás acoge este mes los espectáculos El quinto invierno y La comedia de las mentiras. El primero, un montaje de la compañía Mal Pelo (Premio Nacional de Danza 2009), tendrá lugar este sábado a las 20.30 horas, y el segundo se representa los días 9 y 10 tras su exitoso estreno en la pasada edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida.

María Muñoz y Pep Ramis, integrantes de Mal Pelo, escenifican en El quinto invierno la relación entre dos personas que esperan en silencio a que pase otro invierno, cuerpos cautivos que deambulan por una geografía íntima, suspendida entre ese silencio y las voces que les acompañan.

El quinto invierno es una reflexión sobre el paso del tiempo y los límites del propio territorio marcada por una expresión poética. Se trata de un poema coreográfico límpido, a la vez que tierno y potente, o, como afirman sus responsables, de “impresionismo sobrio, depuración gestual y vals entre la gravedad y la alegría”.

El espectáculo, al término del cual se producirá un encuentro con el público, se construye a partir de las palabras del escritor y poeta italiano Erri de Luca, y cuenta con destacadas colaboraciones: la compositora Fanny Thollot, que crea el espacio sonoro; la cantante tunecina Alia Sellami, el cantaor Niño de Elche o el bailaor Israel Galván.

La propuesta, que fue creada en francés y, posteriormente, adaptada al catalán, el castellano y el inglés, viene avalada por su participación en importantes festivales, y aglutina todos los elementos representativos de Mal Pelo, compañía que en 2019 celebrará su 30º aniversario: la concepción del espacio escénico, la fuerza descriptiva, el trabajo coreográfico y vocal, el tratamiento espacial del sonido y una depurada iluminación.

En cuanto a  La comedia de las mentiras, cuya exhibición en el Cuyás cuenta con el patrocinio de la Cadena Cope, está escrita por Plauto y  dirigida por Pep Antón Gómez. Se trata de  una clásica comedia de enredos y mentiras, sobre todo de mentiras, protagonizada por Pepón Nieto, María Barranco, Paco Tous y Angy Fernández. Completan el reparto, José Troncoso, Raúl Jiménez y Marta Guerras.

Argumento. En Atenas, dos hermanos, Hipólita y Leónidas, están enamorados de un joven llamado Tíndaro y de una joven flautista llamada Gimnasia, pero ni Tíndaro ni Gimnasia son las parejas que el padre de Hipólita y Leónidas quiere para sus hijos.

El hombre, un avaro comerciante que se encuentra de viaje de negocios, deja su casa a cargo de su hermana Cántara, tía soltera de Hipólita y Leónidas que lleva más de cuarenta años esperando a un amor de juventud, Filemón, que un día fue a por higos y ya no volvió. 

Hipólita quiere fugarse con Tíndaro, no sin antes conseguir la dote que su padre se niega a pagar; Leónidas quiere fugarse con Gimnasia porque la ha comprado un general macedonio llamado Degollus, y Calidoro, esclavo para todo, que ha cuidado y visto crecer a los dos hermanos, se ve obligado a ayudarlos. Todos usarán la mentira para conseguir sus objetivos.

Mientras tanto, después de tantos años de abstinencia, Cántara se pone el mundo por montera y se enamora de un jovencito llamado Titinio, que no se llama así, sino que miente. Y aparece Degollus, que tampoco resulta ser quien dice ser y también miente.

A todas esas mentiras hay que sumar piratas; a un viejo llamado Póstumo; a la siempre fisgona y rabiosa Tiberia; a una madre misteriosa que no se sabe muy bien qué fue de ella; unos cuantos chipirones, y peras, muchas peras; y los maravillosos versos de Safo, y todavía más mentiras, todas ellas urdidas para que la sangre no llegue al río y triunfe el amor, y para que el pobre Calidoro no acabe recibiendo los palos de siempre.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad