‘Colón Cinema’ proyecta una de las mejores comedias argentinas, ‘Hay que educar a Niní’

· El día 24 de enero, a las 20:00 horas, dentro del ciclo dedicado a la cinematografía de América Latina que impulsa la Casa de Colón con la Asociación de Cine Vértigo

Las Palmas de Gran Canaria, 23 de enero de 2019.- La Casa de Colón inaugura el año del ciclo que revisa la cinematografía de América Latina que impulsa conjuntamente con la Asociación de Cine Vértigo, ‘Colón Cinema’, proyectando el día 24 de enero, el filme ‘Hay que educar a Niní’, uno de los grandes clásicos del viejo cine argentino.

La citada comedia fue producida y estrenada en el año 1940 bajo la dirección de Luis César Amadori, en cuyo guión también tomó parte junto a René Garzón y Tito Davison. El filme, una de esas piezas en las que su factura en blanco y negro pasa a un segundo plano a la hora de poner en valor la calidad y el atractivo de la película,  fue desarrollada sin falsos recursos para provocar la risa.

El argumento de la película se centra en el personaje femenino de Niní, una actriz desempleada contratada por dos abogados para hacerse pasar por la hija de un hombre adinerado, al cual intentarán chantajear haciéndole creer que la chica es el fruto de un amorío del pasado. Pero, contrariamente a lo que esperaban todos los protagonistas de la trama, el personaje al que intentaban extorsionar decide aceptar a su supuesta hija a espaldas de su mujer y, casi sin darse cuenta,Niní acaba en un internado de niñas teniendo que cumplir su rol veinticuatro horas al día.

El reparto lo integraron junto a Niní MarshallFrancisco Álvarez, Pablo Palitos, Nuri MontséHéctor Calcaño, Cirilo Etulain; Carlos Lagrotta, Elvira QuirogaMecha LópezEdna NorrellDelfy de Ortega, Mirtha Legrand y Silvia Legrand.

‘Hay que educar a Niní’ gira sobre la figura de una actriz del mismo nombre, Niní Marshall, quién hizo historia en la llamadaépoca dorada del cine mexicano y quien, además, destacó como guionista y comediante con un gran número de películas filmadas, tanto en México como en el exterior, sobre todo al haber tenido que afrontar el exilio de Argentina tras la cancelación de toda su obra por orden directa a Eva Perón.

“La genial Niní Marshall lleva a cabo una meta-representación que la coloca junto al gran Chaplin a quien, incluso, llega a parodiar en una parte de la cinta. La sucesión de situaciones efectivas e inteligentes, la presencia de un humor que no caduca, así como las excelentes actuaciones de todos y cada uno de los actores, hacen de esta película una de las mejores comedias argentinas jamás filmadas”, según reconocieron con posterioridad los analistas argentinos.

La proyección de esta comedia forma parte de un programa de difusión y promoción de la cinematografía de América Latina que lleva a cabo la Casa de Colón junto a la Asociación de Cine Vértigo desde el año 2010, y dentro de un marco estrictamente cultural que acoge a obras de todos los géneros.

Hay que educar a Niní es el primer producto de la fructífera  dupla  que  constituyeron  Amadori  y  Niní  Marshall  en  el  cine argentino. Durante el régimen peronista fue censurada y sus películas tuvieron que ser producidas en México y España. Filmó 37 cintas durante su vida y falleció en 1996, a los noventa y tres años. Tal vez quien mejor definió a Niní Marshall como autora fue María Elena Walsh, que la reivindicó como ‘la Cervanta argentina’. En la radio, el teatro y el cine creó un sinfín de personajes con un lenguaje propio, que se instalaron para siempre en el habla nacional de su país. Fue censurada, en dictadura y democracia, pero nadie ha podido borrar su comicidad y la calidad de su legado artístico.

Si continúa navegando, acepta nuestra política de cookies    Más información
Privacidad